Internacional

Varias bombas explotan en iglesias y hoteles turísticos de Sri Lanka matando al menos a 165 personas

Varias bombas explotan en iglesias y hoteles turísticos de Sri Lanka matando al menos a 165 personas

Publicado: 21 de abril de 2019 09:26 (GTM+2)

Una cadena de atentados con bomba han sacudido entre las ocho y las nueve de la mañana hora local varias iglesias y hoteles de dos ciudades de Sri Lanka causando al menos 165 muertos y 360 heridos.

El ataque terrorista ha sucedido mientras los cristianos del país asiático celebraban la misa de la Pascua según publican medios locales.

La Policía detalla que 35 de las víctimas mortales son extranjeros.

Por su parte, la agencia Xinhua informa que al menos cuatro ciudadanos chinos resultaron heridos por las explosiones.

La prensa británica asegura que hay víctimas del Reino Unido entre los 165 fallecidos.

Las autoridades informan que una iglesia y tres hoteles de lujo de Colombo, la capital, fueron atacados con bombas, además de dos templos cristianos en las afueras de la ciudad, incluida la iglesia de San Sebastián en la ciudad de Negombo.

Todas las explosiones se produjeron entre las ocho y las nueve de la mañana (3:45 GMT, aproximadamente).

Según los datos que se conocen por ahora, unas 40 personas fallecieron en Colombo, otras 93 en Negombo, y 27 en Batticaloa.

Los hoteles atacados son el Shangri-La Colombo, el Kingsbury Hotel y el Cinnamon Grand Colombo. De momento, no se han precisado datos sobre el número de víctimas en estos establecimientos turísticos.

La iglesia de Negombro, a través de su perfil de Facebook, emitió un comunicado, informando de "un ataque con bomba" en su templo y pidió a los familiares de las posibles víctimas que acudieran a la iglesia.

El Gobierno de Sri Lanka, encabezado por el primera ministro Mahinda Rajapaksa, ha convocado una reunión urgente para abordar la sangrienta ola de explosiones en el país. Por su parte, el presidente de Sri Lanka, Maithripala Sirisena, se ha dirigido a la nación con un mensaje en el que ha pedido calma y que la ciudadanía no se deje "engañar por rumores".

De momento, ninguna organización terrorista se ha atribuido la responsabilidad por los ataques.