Libertad de expresión

El Gobierno de ultraderecha austriaco quiere controlar quién comenta en la red

Daniel Bellaco - 22 de abril de 2019

Sebastian Kurz

Los comentarios nocivos o hirientes en la red están en el punto de mira. El Gobierno de Austria presidido por Sebastian Kurz, de 33 años de edad, está apoyado por un pacto entre la derecha y la ultraderecha y ha redactado una ley para que no se pueda dejar de forma anónima comentarios en una web.

Para poder comentar los usuarios deberían registrar su nombres y dirección real lo cual se supone que restringiría la libertad de expresión.

La nueva ley contempla que se puedan usar otros nombres o nicks, pero al estar registrados será fácil llegar al usuario que ha realizado el supuesto comentario nocivo.

Este requisito se aplicaría a webs que tengan más de 100.000 usuarios registrados o que ganen más de 500.000 euros al año o reciban ayudas públicas a la prensa que superen los 50.000 euros.

La ley, que entraría en vigor en 2020 supone un peligro para la privacidad de los usuarios además de su libertad de expresión, ya que un hacker podría acceder a los datos personales de los registrados de la web.

Además no tendría una utilidad real contra las webs de grupos de odio ya que no tienen una base de usuarios registrados tan grande.

Lo que podría esconder esta ley es de nuevo un control de la libertad de expresión, como se está intentando desde hace años por ciertos poderes, ya que hay otras medidas para actuar contra partidos o grupos que promueven el odio.

© 2016-2020 Digital Sevilla. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de esta web sin su previo y expreso consentimiento.