Internacional

Holocausto felino en Australia: dan vía libre a cazadores para exterminar a dos millones de gatos

Holocausto felino en Australia: dan vía libre a cazadores para exterminar a dos millones de gatos

Publicado: 27 de abril de 2019 09:29 (GTM+2)

Mi gato

Mi gato

El Gobierno de Australia se ha comprometido a acabar con dos millones de gatos antes del 2020. Anteriormente, ya llevaron a cabo un plan en 2015 con el que consiguieron terminar con 210.000 gatos durante su primer año de implantación. Pero esto no fue suficiente para las autoridades locales que literalmente no quieren dejar ni un gato viviendo en libertad en el país.

Para ello, además de las medidas ya implantadas como cepos y venenos, el Gobierno ha dado permiso a miles de cazadores para que se puedan adentrar en terrenos privados para exterminar a los felinos.

Esto parece una barbaridad, pero en este caso hay motivos más que suficientes para llevar a cabo unas medidas tan radicales, y estos motivos son totalmente animalistas (según dicen desde el Gobierno, claro).

Resulta que los gatos en Australia no son una especie autóctona, ya que llegaron en 1787 junto con la colonización británica. Pero a mitad del siglo pasado la invasión felina se intensificó. El problema, es que según los expertos, estos adorables gatitos ya han logrado exterminar a 11 especies de reptiles y a 22 de mamíferos que permanecían amenazadas.

Así, en Australia se ha desatado una ira contra los gatos nunca vista en ninguna otra parte del mundo. Incluso en los periódicos aparecen recetas para hacer guisos con su carne y en televisión ofrecen imágenes de cazadores disparando a estos animales a plena luz del día.

Los extranjeros que viven en el país han cargado contra este "holocausto" felino llenando la red de peticiones con hasta 160.000 firmas pidiendo la derogación de la norma australiana, porque consideran que es un acto violento y desmedido.

Incluso desde la otra punta del mundo, personalidades famosas como la actriz francesa Brigitte Bardot condenó la iniciativa o el cantante británico Morrisey llegó incluso ha decir que las autoridades habían “llevado la idiotez demasiado lejos".

Cabe recordar que los felinos son una de las pocas especies del mundo que no caza solo para alimentarse, ya que también lo hace por diversión. Sin duda son muy cuquis y la medida tomada por Australia es brutal pero, ¿necesaria?