Andalucía

Pedro Sánchez deja en evidencia a Susana Díaz consiguiendo el 34,2% de los votos en Andalucía

Pedro Sánchez deja en evidencia a Susana Díaz consiguiendo el 34,2% de los votos en Andalucía

Publicado: 29 de abril de 2019 08:13 (GTM+2)

Susana Díaz, todavía lideresa del PSOE-A

Susana Díaz, todavía lideresa del PSOE-A

Susana Díaz salió anoche segundos después que Pedro Sánchez a atribuirse parte de la victoria de su secretario general. Los resultados en Andalucía de ayer la podrían llevar al sector privado, donde nunca ha cotizado, tras el descalabro en las elecciones autonómicas y la pérdida de la Junta.

La victoria del Partido Socialista en las generales en Andalucía se ha traducido en medio millón más de votos que los que obtuvo la baronesa tras liderar la conjura que derrocó a Pedro Sánchez y le dio el gobierno a Mariano Rajoy. Susana Díaz cosechó 1.009.243 votos frente a los 1.563.828 obtenidos por su secretario general.

Una mayoría de tertulianos de medios que recibieron dinero institucional de la Junta de Andalucía apartaron a Susana Díaz de la responsabilidad de la pérdida del poder en Andalucía y se lo achacaron curiosamente a Pedro Sánchez.

Ahora todos estos periodistas que la salvaron se quedan de nuevo en evidencia tras su análisis erróneo de lo sucedido. Mientras, la lideresa, podría estar ya de camino de una cola del paro como todo hijo de vecino. La pérdida que supone para la organización PSOE-A ser expulsados de la Junta y que Sánchez saque mucho más votos que ella, la ponen probablemente en la casilla de salida.

El PSOE de Pedro Sánchez obtuvo el 34,2% de los votos en Andalucía mientras que la organización PSOE-A de Susana Díaz solo obtuvo el 27,95% de los votos.

Rodeada de los peces gordos de su organización, la mayoría no han cotizado apenas en el sector privado, la todavía lideresa del PSOE-A intentó dar la imagen de que ella y todos sus veteranos dirigentes habían conseguido parar a la derecha en Andalucía. Olvidaron quizás que ella dio el gobierno a Mariano Rajoy tras poner a su partido en jaque y que pactó durante tres años con Ciudadanos, un partido de derechas.

Anoche, Antonio García Ferreras salió rápidamente en su defensa cuando algún tertuliano señaló que el liderazgo de Susana Díaz quedaba en entredicho tras la victoria de Pedro Sánchez en Andalucía. A pesar del relato periodístico de algunos, la realidad se abre paso y presenta un proyecto probablemente caducado hace mucho tiempo.

Fuentes en el partido apuntan que, tras las elecciones municipales de mayo, se esclarecerá si la hoy baronesa continua cobrando de dinero público o pasa al sector privado, un territorio totalmente desconocido para ella.