Internacional

Alarma por la nueva filtración de material radiactivo hallada a 100 kilómetros de Fukushima

Alarma por la nueva filtración de material radiactivo hallada a 100 kilómetros de Fukushima

Publicado: 13 de mayo de 2019 11:33 (GTM+2)

Simulación de la filtración de material radioactivo a largo plazo al Pacífico desde Fukushima

Simulación de la filtración de material radioactivo a largo plazo al Pacífico desde Fukushima

El 11 de marzo de 2011, un terremoto de magnitud 9,1 grados en la escala de Richter, sacudió Japón a las 14:46.

Posteriormente, un gigantesco tsunami mató a más de 20.000 personas y arrasó la costa noreste del país nipón.

La central nuclear de Fukushima Dai-ichi quedó destruida produciéndose una radiación tóxica que vertió veneno al Océano Pacífico.

El proceso de desmantelamiento y descontaminación de dicha central nuclear podría tardar unos 40 años en producirse, sin embargo la amenaza de su destrucción sigue creciendo y produciendo efectos dañinos al planeta.

A unos 100 kilómetros de distancia, los científicos han detectado fugas de radiación bajo unas playas.

El Cesio-137 (isótopo radiactivo del elemento químico cesio que se produce principalmente por fisión nuclear), está llegando al océano acumulándose en él sin llegar a disolverse. Ya en 2013, la empresa propietaria de la central, TEPCO, detectó estas filtraciones.

La compañía fue condenada junto al gobierno japonés por el desastre nuclear en Fukushima pero el daño a la vida sobre el planeta persiste.

Los científicos estiman que la masa de agua contaminada que se vierte al océano desde esta fuente de agua subterránea bajo las playas es tan grande como en las otras dos fuentes conocidas: la propia agua escurrida de Fukushima y la que fluye por los ríos llevando el cesio de las lluvias.

El Cesio-137 no se adhiere igual a la arena en presencia de agua salada y con las mareas fue desprendiéndose de la arena y alcanzando de nuevo el mar.

Aunque dicho elemento podría proceder de pruebas de armas nucleares durante los años sesenta no es la principal conjetura ya que han pasado más de 50 años de aquello y este isótopo suele durar unos 30. Sin embargo el Cesio 134 encontrado solo puede haberse filtrado procedente de la central de Fukushima.

El océano más grande del mundo ha sido contaminado en los últimos 8 años por Fukushima y sigue recibiendo cada día 300 toneladas de desechos radiactivos.

Los científicos afirman que el Océano Pacífico ya es altamente radioactivo y que hoy al menos de a 5 a 10 veces más radioactivo que cuando EE.UU dejó caer dos bombas nucleares en la Segunda Guerra Mundial matando a un cuarto de millón de japoneses.

Junto a la amenaza que supone Chernobyl o Fukushima, hay que sumar las centenares de centrales nucleares desperdigadas por todo el planeta así como las más de 2000 pruebas nucleares realizadas principalmente realizadas por EEUU, URSS, Reino Unido y Francia durante décadas en distintos puntos del globo.