Internacional

Grecia exige a Reino Unido que devuelva las esculturas del Partenón que les fueron robadas

Grecia exige a Reino Unido que devuelva las esculturas del Partenón que les fueron robadas

Publicado: 22 de mayo de 2019 10:51 (GTM+2)

Frisos del Partenón en el Museo Británico

Frisos del Partenón en el Museo Británico

El presidente de Grecia, Prokopis Pavlopoulos, ha exigido al British Museum la devolución de las piezas robadas por Reino Unido.

Pavlopoulos pidió “el regreso de las esculturas del Partenón robadas” durante su discurso en la Universidad de Tsinghua (China), la semana pasada.

El presidente griego, en su discurso en la sede del Departamento de Estudios Griegos Clásicos y Modernos de esta universidad china, habló sobre la decisión del museo londinense de quedarse las esculturas griegas atribuidas al famoso escultor griego Fidias.

Pavlopoulos remarcó que “nosotros, los griegos, estamos orgullosos de nuestra cultura. Al mismo tiempo, sin embargo, sentimos el peso y la deuda de su protección, así como la continuación de su misión”.

Sobre la Acrópolis y a el Partenón de Atenas, dijo que “la cultura griega es la cuna de la civilización europea, pero también de la civilización occidental, en donde el Partenón desempeñó un papel emblemático. (…) Es por eso por lo que estamos pidiendo el regreso de las esculturas del Partenón al British Museum” añadiendo que “en lo que respecta a la singularidad cultural mundial del Partenón y sus monumentos, no hay necesidad de proporcionar ninguna explicación; es una verdad evidente por sí misma”.

En la actualidad, el 37,5% del friso del Partenón se encuentra en el Museo Británico; el resto (48%) está en el Museo de la Acrópolis de Atenas y el último 14% se reparte entre otros museos.

Los frontones fueron dañados por el transcurso del tiempo y las guerras. Consideradas como el arquetipo de la escultura clásica, o incluso como la encarnación de la «belleza ideal», las estatuas fueron saqueadas del edificio por los agentes de Lord Elgin a principios del siglo XIX y llevadas al Museo Británico de Londres.