Internacional

Pablo Ibar se libra de la pena de muerte y es condenado a cadena perpetua

Pablo Ibar se libra de la pena de muerte y es condenado a cadena perpetua

Publicado: 23 de mayo de 2019 07:43 (GTM+2)

Pablo Ibar

Pablo Ibar

Pablo Ibar, el preso español y estadounidense declarado en enero culpable de un triple asesinato cometido en Florida en 1994, se ha salvado de la pena de muerte pero ha sido condenado a pasar el resto de su vida entre rejas.

El juez le ha condenado a cadena perpetua por las muertes de Casimir Sucharski, dueño de un club nocturno, y de dos modelos, Sharon Anderson y Marie Rogers.

El portavoz de la Asociación contra la Pena de Muerte Pablo Ibar, Andrés Krakeberger, ha denunciado en un comunicado tras conocerse la sentencia que el juicio no haya sido anulado “cuando la fiscalía se extralimitó claramente en sus argumentos finales”.

Krakeberger añadió que “un miembro del jurado, a primera hora del primer día laborable después del veredicto, manifestara que deseaba retractarse de su decisión tras haber denunciado fuertes presiones e incluso bullying en el seno del jurado. (…) El juez optó por expulsar a esa persona del jurado”, ha recordado y añade “Por ello y por más cosas no podemos en forma alguna estar de acuerdo con el veredicto pronunciado por el jurado el pasado 19 de enero. Ese veredicto no se corresponde con lo visto, oído y argumentado en el tribunal”.

El portavoz de la Asociación ha anunciado que emprenderán “las acciones oportunas para apoyar a Pablo Ibar y a su familia de cara al recurso a plantear, en este caso al Tribunal de Apelaciones del Cuarto Distrito de Florida” subrayando que lo harán “tras el periodo mínimo necesario para reorganizarnos para esta nueva etapa”.

En el comunicado Krakeberger habla de las víctimas: “Queremos manifestar asimismo que entendemos y respetamos el dolor y la sensación de pérdida de los familiares de las víctimas del triple asesinato de Miramar en florida en junio de 1994. Creemos saber muy bien lo que sienten, porque lo que sentimos nosotros con Ibar es algo muy parecido. La justicia requiere que no haya impunidad, pero también que el peso de la ley recaiga sobre quienes de verdad cometieron los crímenes. Lo visto en el juicio señala claramente a la no culpabilidad de Ibar por mucho que no lo haya visto así este jurado”.