Caverna Mediática

El brutal 'zasca' a 'La Voz Senior' de Sherpa, exmiembro de Barón Rojo

El brutal 'zasca' a 'La Voz Senior' de Sherpa, exmiembro de Barón Rojo

Publicado: 27 de mayo de 2019 06:56 (GTM+2)

Sherpa

Sherpa

El exmiembro de Barón Rojo, José Luis Campuzano ‘Sherpa’, que en la actualidad lidera Los Barones, ha compartido en las redes sociales su brutal ‘zasca’ como respuesta a la solicitud del programa de televisión ‘La Voz Senior’.

Sherpa escribe en su perfil de Facebook:

“Hola, amigos. Me acaban de mandar un email del programa La Voz Senior, diciendo que les gustaría contar conmigo como concursante, porque les viene bien tener algún concursante rockero de más de 60 años. Eso sí, tendría que hacer una audición a ver si a Bisbal, Paulina Rubio y otros les parece que doy la talla para su equipo.
Aquí os dejo mi respuesta a esa petición:

«Oh, ¡qué emoción! Queréis que me presente a las audiciones para concursar en un programa que se llama La Voz Senior. Solo me ha costado 50 años de carrera musical, varios discos de oro y platino, innumerables actuaciones y millones de asistentes a nuestros conciertos llegar hasta aquí. ¡Y a lo mejor hasta me seleccionáis ¡Yuhu!

Muchas gracias por vuestro email. ¡Qué chistosos sois! Lo que me he reído. No sé si también le habrá hecho tanta gracia a Serrat, Sabina… ¿O no se lo habéis mandado a esos? Ah claro, que sólo buscáis algún rockero “pringado”. Claro, qué cosas tengo.

Me parece muy bien eso de que os gustaría contar con participantes de más de 60 años que canten rock. A mí me gustaría contar con programas de televisión que tuvieran más respeto hacia los artistas de su país pero, chico, no se puede tener todo.

Y ya que eres redactor, estaría bien que te documentases un poco. Investiga por ahí quién es José Luis Campuzano, basta con que abras Wikipedia y ya lo tienes. De nada.

Bueno, si no encontráis rockeros que os sigan la broma, igual podéis coger a un abuelete cualquiera, le ponéis una peluca y una guitarra de cartón y hala, a concursar. Total otro Chiquilicuatre qué más da, ¿no? »