Internacional

Israel subasta bienes de la UE destrozados durante su ofensiva de 2014 en la que mató a 1492 civiles palestinos

Israel subasta bienes de la UE destrozados durante su ofensiva de 2014 en la que mató a 1492 civiles palestinos

Publicado: 31 de mayo de 2019 09:54 (GTM+2)

Bombardeos de Israel sobre Gaza en 2014

Bombardeos de Israel sobre Gaza en 2014

Israel, ha sido requerido por la Unión Europea para que reconstruya las aulas que destruyó en su bombardeo masivo contra Gaza en 2014 en el que mató a 1492 civiles, un tercio de ello niños, según afirma la ONU.

Según publica El País, la UE se le ha pedido, que levante sin demoras de nuevo los colegios en el mismo sitio donde se encontraban pero, según fuentes de la cooperación europea en Jerusalén, parte de estos bienes están, tras ser confiscados, siendo entregados a vecinos de Ibziq por el Ministerio de Defensa israelí.

Estos bienes fueron pagados por la Unión Europea y serán sin embargo puestos en subasta según la licitación publicada en el diario hebreo Maariv.

Fotografías desveladas por activistas propalestinos muestran que paneles de las aulas prefabricadas están siendo cargadas en camiones tras el derribo de las escuelas.

Solo en Octubre, Israel arrasó 47 instalaciones palestinas, 10 de ellas bienes donados por la UE o sus estados miembros según informa la ONU.

Sarit Michaeli, investigadora de B’Tselem, ONG israelí que vigila la protección de los derechos humanos en los territorios palestinos ocupados, considera que el caso de las escuelas de Ibziq no es previsiblemente la única ocasión en que Israel ha sacado a subasta bienes confiscados que habían sido pagados por otros países. “Pero sí es el primer caso que ha podido ser documentado”, destaca. “En la orden de demolición se indicaba que la escuela se hallaba en un área arqueológica sin permiso para edificar”, afirma Michaeli, “aunque solo se trata de un pretexto para impedir que los palestinos construyan en las zonas que controla Israel mientras se siguen expandiendo los asentamientos”.

En 2017, los países del consorcio de cooperación de la Unión Europea, reclamaron a Israel una compensación por la demolición y confiscación de bienes, por la destrucción y requisa de placas solares y pabellones prefabricados que habían pagados algunos de los Estados miembros, entre ellos España.

Israel dijo que no ya que afirma que este tipo de cooperación europea no es ayuda humanitaria, sino como una actividad urbanística ilegal, al no contar con autorización de la Administración Civil, cuyos responsables urbanísticos no suelen conceder licencias de edificación a los palestinos en el Área C de Cisjordania.

La Unión Europea, como ejemplo, pagó 35 millones de euros para la construcción del aeropuerto de Gaza en 1998 tras los Acuerdos de Oslo donde surgió la Autoridad Palestina.

Estas instalaciones fueron arrasadas tres años después, durante la Segunda Intifada, por Israel. España pagó 20,5 millones de los 35 millones de la participación europea en la terminal aérea palestina antes de que quedara completamente destrozada por el Ejército israelí.