Internacional

Reaparece vivito y coleando el alto cargo norcoreano al que Kim "mató" la semana pasada

Reaparece vivito y coleando el alto cargo norcoreano al que Kim "mató" la semana pasada

Publicado: 3 de junio de 2019 08:45 (GTM+2)

Kim Jong-un, feliz

Kim Jong-un, feliz

"Corea del Norte ejecutó a su delegado para asuntos nucleares ante Estados Unidos", con esta contundente frase comenzaba la nota remitida por la agencia de noticias Reuters el pasado 31 de mayo. Una noticia que rápidamente fue publicada sin verificar por prácticamente la totalidad de medios mainstream y solo algunos medios, que son sistemáticamente atacados por supuestamente difundir "Fake News", véase el caso de RT, publicaron la noticia poniéndola en duda, entre otras cosas porque la fuente era un diario conservador surcoreano que a su vez se basaba en una fuente no identificada, que no ofrecía detalles sobre de dónde se obtuvo la información.

Pues bien, el funcionario al que según Reuters habían matado el 31 de mayo por su fracaso en la negociación con Estados Unidos, ha "resucitado" y en menos de tres días, adelantando por la derecha a Jesucristo. Apareció en un acto junto a otros funcionarios celebrado el pasado sábado 1 de junio, al que incluso asistió su "verdugo", Kim Jong-un, acompañado de su esposa Ri Sol-ju.

En concreto, la agencia de noticias estatal norcoreana KCNA informó que el líder del país asistió este sábado a un evento de actuaciones artísticas de las esposas de oficiales que forman parte del Ejército Popular de Corea.

La publicación incluye fotos del evento, y entre las imágenes se reconoce a la figura de Kim Yong-chol, quien fue la contraparte de Mike Pompeo en el período previo a la cumbre y quien, según el medio surcoreano, había sido enviado a realizar "trabajo forzado" a la provincia norcoreana de Chagang e incluso podría haber sido asesinado.

Esta no es la primera vez que un "muerto por el Comunismo" resucita en Corea del Norte. El año pasado, Kim reorganizó la cúpula militar del país y ascendió a Ri Yong Gil, que debió estar particularmente satisfecho con su promoción, ya que según informaron medios internacionales fue ejecutado en febrero de 2016.

En su día se informó de que Ri Yong Gil había sido ejecutado por "faccionalismo, abuso de autoridad y corrupción", basándose en el testimonio de un desertor norcoreano. Luego, un informe del 10 de mayo de 2016 publicado por medios estatales de Corea del Norte incluyó una fotografía de él muy vivo y lo enumeró como miembro de la comisión militar central del Partido de los Trabajadores.

Los testimonios de desertores de la República Popular de Corea con frecuencia colapsan cuando se colocan bajo el microscopio. Parte del problema es que el gobierno de Corea del Sur les paga grandes sumas por compartir sus historias y también les pagan por cada hora que hablen con los medios.