Comunicados

Barcelona como destino turístico imperdible

Barcelona como destino turístico imperdible

Publicado: 4 de junio de 2019 16:54 (GTM+2)

Entre toda la variedad de destinos turísticos que hay en España para elegir, algunos gozan de mayor popularidad por encima de otros. Si bien las playas del archipiélago canario o de las Baleares están entre las favoritas de los viajeros que buscan el sol y el mar, cuando se habla de ciudades, pocas reciben tantos visitantes como Barcelona.

Conocida como la Ciudad Condal, es el destino de millones de turistas cada año. Provenientes de todos los rincones del mundo, llegan para conocer los secretos que esconde y maravillarse con todos sus atractivos, tanto a nivel arquitectónico, gastronómico y cultural.

Un destino que lo tiene todo

Se podría decir que es un destino que lo tiene todo, desde monumentos con varios siglos de antigüedad, escenarios mundialistas, una oferta cultural inigualable, gente amable e incluso hasta playas para aquellos amantes del agua salada.

Que hacer en Barcelona entonces dependerá estrictamente de los gustos de cada viajero o del grupo en general. La mayoría opta por establecer una línea de ruta que incluya los sitios más emblemáticos de la ciudad y así determinar con facilidad que hacer hoy en Barcelona.

Herencia cultural por excelencia

Al mencionarla, casi todos la relacionan con obras culturales y monumentos arquitectónicos, casi todos diseñados por el gran Antoni Gaudí, uno de los ilustres de la ciudad. Su arte puede verse casi por cualquier rincón y forman parte de lo mayores atractivos, como es el caso de la Basílica de la Sagrada Familia.

Iniciada en 1882 y aún con trabajos pendientes para culminar, abarca más de 4.500 m² de terreno una altura superior a los 172 metros. Es considerada como el símbolo más importante de la arquitectura gótica en España. Se calcula que cada año recibe alrededor de 4 millones y medio de turistas, quienes llegan atraídos por la magia que despierta esta construcción, de altas torres y una belleza inusual que sin duda merece la pena visitar al menos una vez en la vida.

Para los amantes de la cultura hay todo una abanico de museos para elegir, como es el caso del Museo Picasso, con más de 3.500 obras de este artista de origen malagueño, representa la mayor colección disponible en todo el mundo.

También hay otros un poco más inusuales, como el Museo del Chocolate que muestra la fascinante historia de este ingrediente y la importancia que ha tenido en la cultura catalana desde hace cientos de años, incluso es posible ver diferentes obras realizadas con este dulce.

El Museo de Ideas e Inventos por su parte, es una muestra que pretende motivar a todos sus visitante a que abran su mente hacia nuevos horizontes y puedan perseguir sus sueños.

Recorrer sus calles

Por donde quiera que se vea, tiene sitios interesantes para conocer y que se aprovechan mejor cuando el recorrido se hace a pie. Las Ramblas para algunos están entre los imperdibles, ubicadas entre la Plaza de Catalunya y el Monumento a Cristóbal Colón abarcan más de un kilómetro completamente peatonal.

Visitar este sitio es encontrarse con la cara más urbana de la ciudad, a través de sus muestras de arte callejero, tiendas de recuerdos, sus famosas terrazas y el mosaico de Miró.

Otra parada obligatoria sin duda es el Park Güell, otra de las grandes obras de Gaudí. Construido a principios del siglo XX muestra una combinación de elementos arquitectónicos con los más preciosos jardines. Allí se encuentra el famoso lagarto, elaborado con trozos de cerámica de colores y desde su cima, ofrece una de las panorámicas más increíbles que se puedan encontrar.

Turismo deportivo

Para aquellos amantes de los deportes está la opción que sus planes para hacer en Barcelona incluyan una visita al Camp Nou, inaugurado en 1957 y casa del FC Barcelona, uno de los equipos de mayor trayectoria a escala mundial.

Siguiendo con la línea deportiva, es posible seguir ruta del legado olímpico. Esta ciudad fue sede de las olimpiadas de 1992 y para algunos esta cita fue la que le dio la bienvenida a la modernidad, por cuanto fueron muchos los estadios e infraestructura en general que se diseñaron y construyeron para recibir a las diferentes delegaciones del mundo.

Disfrutar de su gastronomía

La dieta catalana tradicional está basada en ingredientes naturales principalmente. Las verduras, los pescados y mariscos hacen parte de su día a día y sin duda representan un verdadero festival de sabores en cada bocado.

 Si bien la oferta gastronómica es tan amplia y variada que con facilidad se adapta a todos los gustos, lo más recomendable siempre será ir a los restaurantes más tradicionales y famosos de la zona, como La Cova Fumada, que cuenta con más de 70 años de historia y tradición.

Sin importar los motivos o las razones por las que se visiten, Barcelona es un destino que siempre resultará satisfactorio e inolvidable.