Internacional

Un amigo del Rey quiere condenar a muerte a un joven de 18 años por un "delito" cometido cuando tenía 10

Un amigo del Rey quiere condenar a muerte a un joven de 18 años por un "delito" cometido cuando tenía 10

Publicado: 15 de junio de 2019 18:52 (GTM+2)

El Rey de España junto al príncipe heredero de Arabia Saudí

El Rey de España junto al príncipe heredero de Arabia Saudí

El derecho internacional prohíbe condenar a muerte a personas por delitos cometidos cuando eran menores de edad, sin embargo, esto no es impedimento para que Arabia Saudí, una monarquía absolutista con fuertes vínculos con la española, decida imponerlas.

En concreto, la fiscalía de este país pidió la pena capital para Murtaja Qureiris por una serie de acciones que en este país son consideradas delito, algunos de los cuales los cometió cuando el joven tenía solo 10 años.

Medios estadounidenses citados por Spanish Revolution revelaron esta semana que el joven puede ser condenado a muerte, y publicó unas imágenes del "gravísimo delito" cometido:  un vídeo en las que aparecía montado en bicicleta en unas protestas en la Provincia Oriental de Arabia Saudí cuando era un niño en 2011.

El joven, que ahora tiene 18 años, fue arrestado el pasado mes de septiembre del año 2014 y estuvo detenido en un centro de menores, donde fue sometido a palizas e intimidación, según denuncian activistas.

En mayo de 2017, fue trasladado a un centro penitenciario de adultos, aunque sólo tenía 16 años. Durante su proceso penal se le negó acceso a un abogado hasta después de su primera sesión ante un juez, que se celebró en agosto de 2018. Fue ante el Tribunal Penal Especializado, una entidad creada en 2008 que cada vez se utiliza más para casos relacionados con manifestantes y activistas de derechos humanos.

Se le acusa de participar en protestas antigubernamentales, asistir al funeral de su hermano Ali Qureiris, que murió en una manifestación en 2011, unirse a una “organización terrorista”, arrojar cócteles molotov contra una comisaría y disparar a las fuerzas de seguridad. Actualmente está aguardando la siguiente sesión de su juicio.

La monarquía saudí tiene un terrible historial de uso de la pena de muerte, a pesar de haberse comprometido en numerosas ocasiones con la comunidad internacional en su reducción. La usan incluso contra menores, sin que esto impida que la monarquía española siga manteniendo fuertes vínculos con Riad.