Andalucía

Una agencia de la Junta gastaba 23 de los 24 millones de presupuesto en sueldos y mantenimiento

Una agencia de la Junta gastaba 23 de los 24 millones de presupuesto en sueldos y mantenimiento

Publicado: 19 de junio de 2019 10:21 (GTM+2)

Susana Díaz, máxima responsable de la organización PSOE-A

Susana Díaz, máxima responsable de la organización PSOE-A

Al analizar los gastos de uno de los muchos entes de la gigantesca administración paralela andaluza se ha destapado que funcionaba más como una agencia de colocación que para realizar el supuesto fin para el que fue creada.

La Agencia Andaluza de Instituciones Culturales, creada por el gobierno de la organización PSOE-A de Susana Díaz, destinaba poco más del 4% de su presupuesto a la promoción cultural, el resto, el 96%, se iba en nóminas y gastos de funcionamiento,

De los 24 millones de presupuesto, 18 se iban en pagar a sus empleados, 5 en gastos generales y solo 1 millón al fin por el que se supone servía.

Además, había una partida de 2,34 millones de euros en subvenciones a empresas y creadores, pero que se daban exigiendo criterios muy estrictos a la hora de justificarlas por parte de los beneficiados según afirma el nuevo gobierno andaluz.

«Se convertía en una agencia de recaudación que, además, se quedaba con el dinero de esas subvenciones reclamadas en lugar de consignarlos a la Consejería de Hacienda que es lo que dice la ley. Un procedimiento no muy correcto desde luego», ha declarado la consejera de Cultura, Patricia del Pozo según detalla ABC.

Tras una auditoría llevada a cabo por la Intervención General tras la salida de Susana Díaz de San Telmo se ha descubierto, que además del uso ridículo del dinero público para los verdaderos fines del ente, tenía además una distribución del trabajo “poco eficiente, ineficaz, poco transparente y desorganizado”.

Los empleados de la administración paralela, a pesar de la millonada que gestionan, no son funcionarios y sus puestos de trabajo no se consiguen mediante oposiciones, sino por otros cauces propios del sector privado.

Las inspecciones continúan y siguen destapando datos que solo conocían algunos...