Comunicados

Ventajas de contratar un wedding planner

Ventajas de contratar un wedding planner

Publicado: 26 de junio de 2019 15:37 (GTM+2)

Los wedding planners u organizadores de boda profesionales están cada vez más solicitados. Contratarlos tiene numerosas ventajas y las parejas que han contado con sus servicios lo saben y no dudan en recomendarlos. Sobre todo, son la mejor opción para aquellos que desean un boda original y personalizada, donde no quieren que falte ni el más mínimo detalle y, además, no pueden o no quieren encargarse ellos mismos, sino simplemente relajarse y disfrutar de la boda de sus sueños, saboreando cada momento.

Puede que, hasta hace solo unos años, contar los servicios de un organizador de bodas era exclusivo que el común de los mortales tan solo veíamos en películas. Hoy día, sin embargo, se ha convertido en un servicio de lo más común, que ofrecen empresas como dewedding.es, perfecta para organizar tu boda en Sevilla y Marbella, encargándose de todos los servicios para tu boda. Incluso cuentan con opciones especiales para aquellos expatriados o extranjeros que deseen casarse en Sevilla o Marbella.

Principales ventajas de contratar a un organizador de bodas profesional

La organización de un evento tan importante como una boda para aquellos que no tienen experiencia en este tipo de celebraciones puede llegar a desequilibrar a cualquiera, poniendo a prueba la paciencia y el nivel de tolerancia a la presión en la pareja, de hecho, no son pocos los amores que se rompen en este periodo de sus vidas, por situaciones que producen el que debía de ser el evento de sus vidas.

En este sentido, y para tener todo bajo control y asegurarte de que todo saldrá tal y como siempre habéis imaginado, una de las mejores decisiones es contratar a un organizador de bodas profesional y a disfrutar, que de eso se trata.

Vamos a ver algunas de las principales ventajas a continuación para que decidáis si en vuestro caso, merece la pena.

Ahorro de tiempo

Esta es la principal causa en el mundo en el que vivimos para delegar en otras personas o empresas asuntos de los que no podemos encargarnos personalmente, o al menos no prestarle toda la atención que se merecen o saber que no estamos capacitados para hacerlo correctamente.

Y es que, aunque las bodas son eventos que se suelen organizar con unos ocho meses de antelación, son tantos los detalles a tener en cuenta y son tan ocupadas nuestras vidas que los novios pueden acabar verdaderamente estresados, y como decimos, incluso peleados.

Con un organizador de bodas, todas las decisiones finales las tomará la pareja, pero os libraréis de la parte más engorrosa: visitas a espacios para la celebración, reuniones con empresas de catering… Y en el caso de que viváis en otro lugar distinto a donde vais a celebrar la boda, este servicio se vuelve del todo indispensable.

Máxima tranquilidad

Dicen que la tranquilidad no tiene precio, y nosotros también así lo pensamos, y la única fórmula de estar confiados y relajados ante semejante acontecimiento es saber que todo está bajo control y en manos expertas que se dedican de manera profesional a estos menesteres.

El evento de la boda, ese día tan especial, pasa rápido, sin embargo, los meses y las semanas previas de preparativos pueden ser realmente pesadas si tiene que encargarte personalmente de que todo salga bien, incluso cogerte días de vacaciones que luego, una vez casados, no podrás disfrutar. Busca una empresa de confianza y quédate solo con lo mejor de una boda, ahorrándote todo el trabajo previo.

Ideas originales

Los organizadores de boda están a la última en todas las tendencias para hacer de estos eventos celebraciones únicas, y, en ese sentido, y atendiendo al tipo de boda que deseéis, podrán ofreceros consejos e ideas de lo más originales que nunca se os habrían ocurrido.

No en vano, estos profesionales han organizado numerosos eventos y saben a la perfección las cosas que mejor funcionan y que más gustan a los propios novios y a los invitados.

Pueden aconsejar no solo en los detalles, como el ramo de la novia, su composición, cuáles son las tendencias más actuales, sino también en las ideas más novedosas para conseguir un evento único, exclusivo e inolvidable para los invitados.

En este sentido, aunque se imponga vuestro criterio y vuestros gustos, es una buena opción dejarse llevar por su asesoramiento profesional para que tengáis una boda de película.

Una decoración impecable

La decoración es un factor clave en un evento de esta magnitud y marca realmente la diferencia entre una boda más y una boda que se recuerda para siempre. Esta es sin duda una de las especialidades más destacadas de los organizadores de bodas

La mayoría de wedding planners no son solo grandes organizadores, sino también expertos en decoración, pues para trabajar en este sector hay que tener mucho estilo y saber sacarle el máximo provecho a cada rincón.

Así mismo, podrán trabajar en torno a una temática determinada si es del gusto de los novios.

Horarios seguros

Los horarios son otra gran especialidad de los organizadores de eventos, y ellos se encargarán de que todo salga según lo previsto, para que tú solo te preocupes de pasarlo bien y vivir este día disfrutando de la mejor compañía de familiares y amigos.

Encargaros vosotros mismo ese día de hacer cumplir los horarios del servicio del cóctel, presentación de los platos, la salida al patio… es prácticamente imposible y dejar esta ardua tarea a un familiar es bastante injusto.