Internacional

París regula el precio de sus alquileres tras la subida del 54,6% en 10 años

París regula el precio de sus alquileres tras la subida del 54,6% en 10 años

Publicado: 3 de julio de 2019 09:34 (GTM+2)

La Administración local controla los precios de los alquileres en París desde ayer lunes para evitar la escalada de precios de los últimos años que ha echado a gran parte de las clases medias de la ciudad.

Ya entre los años 2015 y 2017 se aplicó esta media aunque fue anulada por un juzgado. Desde noviembre de 2018, una nueva normativa permite sortear los obstáculos jurídicos y controlar el precio del alquiler en 28 ciudades de más de 50.000 habitantes, y gracias a esta medida, el consistorio de París ha podido regularlo de nuevo.

Julien Denormandie, ministro francés de Vivienda, ha remarcado este lunes durante una entrevista en el canal BFMTV, que el objetivo de la ley es "bajar esa presión de los alquileres" y que la regulación "es una experimentación que puede ir hasta cinco años". "Si funciona -señaló-, continuaremos; si no, la abandonaremos".

Por su parte, el comunista Ian Brossat, concejal responsable de Vivienda en París, ha justificado la regulación en una entrevista a la emisora France Info, porque "cuando se ve el nivel de los alquileres en París y la dificultad para tener alquileres compatibles con los ingresos de las familias de clase media, es necesario poner algo de racionalidad". Brossat aseguró que mientras estuvo en vigor la medida entre los años 2015 y 2017 los precios del alquiler se mantuvieron "casi estables", mientras que durante el 2018 hubo un alza del 3%.

La nueva normativa municipal establece que el propietario no puede pedir como regla general un alquiler superior en un 20% al nivel de referencia, que es diferente para cada uno de los 80 barrios de la ciudad, que están comprendidos en 14 zonas. A su vez, en el cálculo del nivel de referencia para cada vivienda, se tiene en consideración el número de habitaciones y el año en que se construyó el edificio. Si el inquilino constata que el precio es superior al límite permitido, puede acudir a la Justicia para que se refleje la diferencia y se aplique al contrato.

Esta limitación de precios no afecta a los contratos que ya están en vigor. Eso sí, una vez haya un cambio de inquilino, el propietario no podrá poner un precio mayor de lo que indica el índice de actualización fijado por el INSEE, Instituto Nacional de Estadística. El precio del alquiler en la capital francesa ronda, de media, los 23 euros por metro cuadrado sin incluir gastos, más del doble que la media en el resto de Francia, unos precios que están relacionados con la subida de las ventas. En París la subida ha sido del 3% desde comienzos de año, del 20,5% en cinco años y del 54,6% en diez años.

En Portugal, comienza precisamente en estos días un nuevo plan de "alquiler accesible", denominado Programa de Arrendamiento Accesible, que impone límites en los precios en función de la zona del país en el que se encuentre el inmueble y su tamaño.