Comunicados

La venta de grandes fincas como vehículo de emprendimiento

La venta de grandes fincas como vehículo de emprendimiento

Publicado: 4 de julio de 2019 15:29 (GTM+2)

Se conoce como nuda propiedad al derecho de una persona (nudo propietario) a ser dueño de un bien con la limitación de no poder gozar o disfrutar de él. La nuda propiedad se diferencia así del usufructo en que este último es el derecho de goce, disfrute y uso de una persona (el usufructuario) sobre el bien que pertenece al nudo propietario.

La nuda propiedad y el usufructo son derechos diferentes, si bien ambos recaen sobre un mismo bien. La plena propiedad del bien se tiene exclusivamente en aquellos casos en los que usufructo y nuda propiedad coinciden en la misma persona.

En España, vender la nuda propiedad de una vivienda era una fórmula habitual entre personas de avanzada edad con ciertos problemas económicos, una solución para aquellos jubilados y pensionistas que tenían dificultades para llegar a final de mes debido a que sus ingresos no alcanzaban la cuantía suficiente para continuar con sus necesidades vitales.

Desde hace un tiempo, este fenómeno de venta de nuda propiedad, en especial grandes fincas, se ha desplazado hasta colectivos más saneados económicamente, pero con un fin muy distinto, el de emprender nuevas actividades empresariales.

El debate del sistema de pensiones

Este fenómeno se está produciendo por la amenaza cada vez más real que cierne sobre la sostenibilidad del sistema de pensiones. La alta tasa de longevidad, se calcula que para el año 2040 la esperanza de vida casi alcance los 86 años, unido a un ratio insuficiente de trabajadores cotizantes por pensionista son los dos factores que comprometen la viabilidad de las pensiones en España.

A esto se añade la dificultad de ahorrar de muchas familias, incapaces de acceder al 30% del importe necesario para comprar una vivienda.

Ante esa situación, una práctica tradicional es el denominado “downsizing”, que consiste en vender la vivienda habitual para comprar una más pequeña y de menos valor para, de este modo, disfrutar del remanente o diferencia de dinero que resulte de la operación.

Esta opción, llevada al límite, puede hacer al vendedor a no comprar otra vivienda y vivir en régimen de alquiler, aunque el futuro del alquiler apunta al continuo encarecimiento, lo que hace a mucha gente replantearse esta fórmula de habitabilidad.

Vender fincas a buen precio para iniciarse en actividades empresariales

Eduardo Moblet, experto consultor inmobiliario, apunta que las fórmulas de compraventa, especialmente las de viviendas de lujo, responden a otra curiosa situación. Muchas personas con grandes patrimonios desean financiar sus proyectos empresariales y mantener su alto nivel de vida hasta la fecha de su defunción.

Se observa así un crecimiento importante en viviendas de lujo, grandes mansiones, palacetes y fincas. En la actualidad, un gran número de empresarios y emprendedores mayores de 70 años en plenas facultades profesiones, lejos de jubilarse, inician nuevos proyectos empresariales, y para no endeudarse ni solicitar créditos, optan por obtener liquidez con la venta de la nuda propiedad de su casa.

Esta práctica de ventas de Fincas España es cada vez más frecuente. Engel & Volkers es un portal inmobiliario especializado en la venta de fincas de lujo. La compañía cuenta con un amplio equipo de profesionales del sector especializado en propiedades de lujo y fincas en venta en España.

La nuda propiedad, ventajas para comprador y vendedor

La nuda propiedad, según explica Eduardo Molet, presenta ventajas relevantes tanto para el comprador como para el vendedor. El  vendedor puede seguir usando la propiedad y recibir el dinero de la venta al instante, de una sola vez, con todo escriturado ante notario.

En el caso del comprador, el condicionante más favorable es que los precios de la vivienda en nuda propiedad suelen estar por debajo de los precios de mercado y esto convierte a esta fórmula de negocio en una inversión muy rentable, pues cuando el usufructo finalice, tendrá una propiedad que se revaloriza de manera considerable. La inversión tiene también una dimensión social, pues ayuda a los vendedores a solucionar problemas económicos.

En este tipo de operaciones de compraventa, una última ventaja añadida es que los gastos son menores para el vendedor, pues pasa a pagar únicamente los consumos ordinarios de la vivienda, mientras que el inversor desde ese momento debe hacerse cargo de conceptos como el IBI y las posibles derramas extraordinarias de la vivienda.