Opinión

¿Cs bloquea a Ángel Gabilondo y las tertulias políticas lo aceptan como algo normal?

¿Cs bloquea a Ángel Gabilondo y las tertulias políticas lo aceptan como algo normal?

Publicado: 10 de julio de 2019 09:19 (GTM+2)

Díaz Ayuso, Monasterio y Aguado, dirigentes del trifachito en Madrid

Díaz Ayuso, Monasterio y Aguado, dirigentes del trifachito en Madrid

Hoy se celebrará en la Asamblea de Madrid una sesión de investidura sin que el presidente de la Cámara, Juan Trinidad (Cs), haya permitido al candidato socialista Ángel Gabilondo intentar siquiera desgranar su programa y someterse a la votación.

Las investiduras fallidas existen y son hasta un derecho. Si el trifachito no ha llegado a un acuerdo porque Rivera quiere engañarnos y afirmar que no ha pactado con la extrema derecha es su problema. Una persona, por muy presidente de la Asamblea que sea, no puede decidir que nadie aspire a gobernar.

El presidente de la Asamblea de Madrid lo es además gracias al pacto, sí pacto, de Ciudadanos, VOX y PP.

¿Esto qué es? La mayoría de los grandes medios tienen residencia en Madrid al igual que sus directivos y los tertulianos a los que invitan. A lo mejor a algunos de ellos les conviene el programa ultraliberal en favor de los ricos del trifachito que les hace pagar menos impuestos. No se sabe el motivo pero el caso es que es clamoroso el silencio mediático ante este hecho tan grave. Lo han comentado de pasada porque no les queda más remedio pero es absolutamente irregular.

Hoy, cuando ya no hay remedio, alguno de estos gerifaltes del periodismo hará alguna crítica aparentando estar indignado, pero el daño ya está hecho y no hay marcha atrás. ¿No se han podido indignar antes? Ah, no, es Ciudadanos quién lo ha hecho, entonces nada, el IBEX así lo quiere. Mucha gente muy rica se juega mucho en la Comunidad de Madrid así que ese hueso no lo van a soltar.

Sus esbirros en los medios han hecho el trabajo sucio distrayendo con otras polémicas. Lo importante es que no se hable de la desigualdad tan brutal que existe entre clases sociales, de trabajo y vivienda digna, cuestiones completamente olvidadas por los grandes medios. Vaya sorpresa.