Andalucía

Condenan al médico activista Jesús Candel (Spiriman) por llamar "hija de puta" a Susana Díaz

Condenan al médico activista Jesús Candel (Spiriman) por llamar "hija de puta" a Susana Díaz

Publicado: 11 de julio de 2019 15:00 (GTM+2)

Jesús Candel insultaba en este vídeo a Susana Díaz tras recibir amenazas con la foto de su hijo menor de edad. Fuente: Youtube

Jesús Candel insultaba en este vídeo a Susana Díaz tras recibir amenazas con la foto de su hijo menor de edad. Fuente: Youtube

Un Juzgado de Granada ha condenado al médico activista Jesús Candel, conocido como "Spiriman" a pagar una multa de 6.480 euros y a indemnizar a la expresidenta de la Junta de Andalucía Susana Díaz por un delito de injurias.

La sentencia condena al activista, muy activo y seguido en las redes sociales, por dos delitos continuados de injurias con publicidad cometidos contra Díaz y el que fue viceconsejero de Salud Martín Blanco, a los que tendrá que indemnizar con 2.500 euros a cada uno.

En el fallo también se absuelve a Candel de otros dos delitos continuados de calumnias, en el que Susana Díaz llegó a declarar como testigo afirmando que sufrió un gran daño y ofensa personal por los "insultos" de "Spiriman", algo que el juez ha creído.

El médico sostuvo que los insultos a la expresidenta, a la que llamó en reiteradas ocasiones "hija de puta", tenían un cariz político, como crítica profesional y no personal.

Sin embargo, en la sentencia el juez ha considerado acreditado el delito de injurias, ha negado que el contenido analizado responda a meras críticas y ha recordado que el derecho a la libertad de expresión "no es ilimitado ni absoluto".

"Carece de justificación alguna y excede lo que podría ser una mera crítica", afirma en el escrito de la sentencia, que ha calificado de continuado el delito de injurias porque Candel mantiene una "conducta reiterada" que no es fruto de una acción "en caliente".

Pone además de ejemplo un vídeo aportado por la defensa de "Spiriman" en el que otro médico exponía su visión de la realidad sanitaria y lo considera una forma legal de criticar.

La propia Junta de Andalucía, con el dinero de nuestros impuestos, ha ejercido de acusación particular en este caso.

Para colmo, junto al pago de la multa y las dos indemnizaciones, Candel tendrá que abonar la mitad de las costas procesales y retirar los vídeos injuriosos que mantiene en YouTube, Facebook y Twitter-