Opinión

¡Dejaros de tonterías! La derecha mediática y política se relame ante unas nuevas elecciones

¡Dejaros de tonterías! La derecha mediática y política se relame ante unas nuevas elecciones

Publicado: 17 de julio de 2019 09:26 (GTM+2)

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias

Sin viviendas ni trabajos dignos, con la clase obrera jodida cada vez más por el ultraliberalismo y la desigualdad galopante, y mientras tanto, el PSOE y Unidos Podemos no se ponen de acuerdo ni para ir al cine.

Es curioso ver a tertulianos, periodistas y medios de derechas y ultraderecha apoyar a uno u otro de los dos grandes partidos de la Izquierda en su desencuentro a la hora de investir presidente a Pedro Sánchez.

Estos agentes del IBEX fomentan la división, dan la razón a uno u otro, tienen un objetivo. Se están relamiendo ante la posibilidad de unas nuevas elecciones en que la derecha acuda en coalición o unida para alcanzar el gobierno. Ahora los de siempre quieren fomentar un tercer partido de izquierdas para que el voto se divida más y sea más fácil para la derecha. Grandes grupos de comunicación están en esa maniobra y aquí nuestros líderes hablando de sillones y cosas que les afectan a ellos y sus partidos, no de la población más empobrecida.

Unidas Podemos puede entrar en el gobierno con ministros, hacerlo con secretarios de estado o apoyar el gobierno desde fuera, siempre exigiendo el cumplimiento de medidas que ayuden a la gente más desfavorecida.

Hay que hablar de políticas de izquierdas, de la especulación galopante de la vivienda, de la explotación laboral brutal que se sufre, de la desigualdad de impuestos que pagan unos y otros, de los desahucios y de muchas cosas más, pero están hablando de sillones.

Ya piensan en otras elecciones y quién tiene la culpa del desencuentro y no en la clase obrera. Hay un punto intermedio entre las dos posturas y debe firmarse ya el acuerdo. Mirad a la cara a la gente que lo está pasando mal y decirle vuestros motivos para no pactar. ¿Podéis hacerlo sin sentir vergüenza?

La suerte es que la extrema derecha está a favor de los ricos y del ultraliberalismo. Si aquí en España la ultraderecha diera un discurso fácil que pudiera ser atractivo para la clase obrera, como ocurrió en Francia, podrían ganar porque la Izquierda está hablando de cosas que no son sus reivindicaciones básicas históricas. Marsella pasó de comunista a ser de extrema derecha, eso puede pasar aquí. Ser útiles para la gente y poneros a currar porque no se sabe qué puede pasar en el futuro.

Están jugando con fuego con sus regates cortos y su postureo. Mucha gente se va a quedar en casa sin ir a votar y ganará el trifachito. Entonces empezarán los llantos de verdad y los de siempre, los de más abajo, seguirán pagando, cada vez más.

Sé de dos que tendrán que irse a su casa a esconder su cabeza bajo la almohada por irresponsables y por anteponer sus egos a la mejora de la vida de la población, sobre todo la de los más desfavorecidos.

La Izquierda no es superficial ni tacticista, es comprometida y activa.

¡Dejaros de gilipolleces ya! Que la gente está muy calentita...