Comunicados

¿Renting o comprar un coche nuevo?

¿Renting o comprar un coche nuevo?

Publicado: 23 de julio de 2019 06:40 (GTM+2)

Tener un coche es completamente imprescindible en el mundo en el que vivimos. Sin embargo, el gasto asociado a su compra es muy elevado, y no todas las familias le pueden hacer frente. Aunque siempre tenemos la posibilidad de solicitar financiación, lo cierto es que la depreciación que tienen un vehículo es muy alta -> Al salir del concesionario ya habrá perdido un 20% de su valor.

Cómo alternativa al proceso de compra, ya sea de primera o de segunda mano, tenemos los coches de renting. Si todavía no conoces esta fórmula, te invitamos a seguir leyendo para conocer las ventajas:

¿Por qué apostar por el renting de vehículos?

El renting es una modalidad que permite al conducto contar con un automóvil sin llevar a cabo las gestiones habituales que conlleva tener un coche en propiedad. Esta fórmula no está pensada solo para profesionales o empresas, si no también para particulares. No se refiere a una única edad o a un nivel económico preciso, si no a un nivel de conductor que, bien debido a su trabajo, o bien por circunstancias personales, recorre muchos kilómetros en carretera.

El renting facilita las gestiones, reduce los gastos asociados y aumenta el confort, y es que el conductor lo tendrá todo incluido en el mismo recibo, pagando una cómoda cuota mes a mes.

Una vez que el cliente ha elegido el coche que mejor le conviene, tan solo tendrá que estar pendiente de organizar el trayecto. La empresa que se lo proporciona será la encargada de hacer cualquier trámite relacionado, como puede ser el pago de impuestos, así como los pagos de seguro, entre otras tantas gestiones.

La operadora también se encargará del mantenimiento: cambiar las ruedas, revisiones, reparación de cualquier posible avería, o cualquier otro servicio derivado de un uso habitual.

El conductor se encontrará con un vehículo que estará en las mejores condiciones para funcionar, sin que tenga que preocuparse de nada.

Pero la que sin duda es la característica por excelencia del renting de coche es lo que ocurre en el momento en el que finaliza el contrato. El conductor tendrá la posibilidad de renovar el vehículo en ese preciso instante, y esto le servirá para que tenga un vehículo a estrenar. Así no tendrá que conducir el mismo vehículo siempre, si no que podrá elegir uno que cuente con lo último de lo último en cuanto a tecnología se refiere, con consumos más reducidos y reduciendo el impacto asociado con el medio ambiente.

Teniendo en cuenta la alta demanda del renting por el consumidor, cada vez son más las empresas relacionada las que ofrecen ofertas interesantes de las que nos podemos aprovechar. Supone un sistema de movilidad mucho más sostenible que comprar un vehículo, adaptado a las necesidades del momento de cualquier tipo de conductor, y que contribuye a crear un escenario en donde el movimiento por la carretera es mucho más seguro, a la par que ecológico.

Apuesta por el renting de coches y no tardarás en convencerte.