Internacional

Policías racistas de EEUU trasladan a un detenido de raza negra con una cuerda

Policías racistas de EEUU trasladan a un detenido de raza negra con una cuerda

Publicado: 7 de agosto de 2019 08:57 (GTM+2)

La policía de EEUU ha tenido y tiene numerosos casos de racismo en su manera de actuar como reflejo de la manera de pensar de parte de la sociedad estadounidense.

Las redes sociales han viralizado unas fotos de dos policías montados a caballo llevando con una cuerda a un hombre negro esposado.

El nuevo episodio racista ha tenido lugar esta vez en Galveston, Texas, causando gran indignación en parte de las redes sociedades por la manera de tratar de dos oficiales blancos a un detenido negro acusado de entrar en una propiedad privada.

Estas fotos reflejan que el ataque terrorista racista de esta semana en El Paso no es un “tiroteo” de un loco como han titulado algunos periódicos, sino un problema grave de racismo que tiene la sociedad estadounidense desde hace siglos.

Vernon Hale, jefe de policía local, ha pedido perdón al detenido por hacerle pasar “una vergüenza innecesaria” y firmó al público en un comunicado, que "es una técnica entrenada y la mejor práctica en algunos escenarios" y que sus subordinados "no tenían malas intenciones".

Hale añadió que los agentes “en este caso exhibieron un juicio equivocado y podrían haber esperado a que llegue un modo de transporte al lugar del arresto”. El jefe de la policía local apuntó además que ya han cambiado los procedimientos para "prevenir el uso de esta técnica" y aplicar métodos más apropiados.

El ayuntamiento de Galveston ha convocado mediante Twitter a los vecinos de la zona a un encuentro con las autoridades, la noche de este martes, para hablar sobre el suceso ocurrido. En respuesta, algunos usuarios han pedido despedir o aplicar sanciones a los agentes, mientras otros desconfían de que reprendan a los implicados.

El hombre de raza negra detenido, Donald Neely, de 43 años, está en libertad bajo fianza. Debido a que no existe una base de datos nacional, es difícil saber el número exacto de hombres y mujeres que murieron en los últimos años por disparos de la policía, pero se calcula que, en 2018, mil civiles perecieron en encuentros con las fuerzas del orden.

La Unión Americana por las Libertades Civiles ha aseverado que, en un periodo de diez años, solo 54 policías enfrentaron cargos de asesinato y la mayoría han sido absueltos.