Comunicados

Ventajas de los implantes dentales

Ventajas de los implantes dentales

Publicado: 22 de agosto de 2019 16:35 (GTM+2)

Los avances en la tecnología han permitido que en la actualidad las opciones sobre la mesa cuando una persona pierde un diente sean variadas, seguras y rápidas.

Es cierto que las alternativas disponibles varían en función del contexto, los implantes dentales se han perfilado desde hace un par de años como el tratamiento predilecto tanto de especialistas como de los pacientes.

En este sentido, si se está atravesando por una situación de este tipo, a continuación se recogerán las principales ventajas de los implantes dentales.

Beneficios de los implantes dentales

Los implantes dentales pueden ser descritos como raíces artificiales que se colocan en el hueso maxilar de los pacientes y sobre las cuales se añade una corona para simular el aspecto de un diente sano.

Aunque hace diez o veinte años este procedimiento permitía solo un margen de maniobra reducido, las innovaciones actuales como lo son el estudio clínico del paciente, los procedimientos radiológicos, los escáneres o las tomografías axiales computarizadas, por ejemplo, aseguran que el resultado final sea 100% beneficioso para los pacientes. Los implantes dentales madrid, de esta manera, son una opción completamente segura y satisfactoria para poder recuperar la calidad de vida de forma rápida.

Para todos aquellos que están pensando en optar por este tratamiento, las ventajas del mismo se recopilan en la siguiente lista:

  1. Es una opción segura: en vista de que la prótesis de la corona se añade a una base de titanio que está fija en el hueso maxilar. De esta manera, el diente está sometido a una mayor estabilidad otorgando con ello mayor seguridad al ingerir alimentos. En promedio, luego de seis u ocho semanas se logra un proceso llamado osteointegración, que no es más que la unión permanente de la base de titanio con el hueso.
  2. La estética es idéntica a un diente convencional: lo cual es uno de los puntos fuertes del tratamiento y que contribuye a mejorar la calidad de vida. A simple vista, las personas no podrán encontrar la diferencia entre un diente colocado a través de un implante y de otro natural.
  3. No requiere mantenimiento extra: ya que a grandes rasgos este no difiere del mantenimiento que se le realiza a los demás dientes. El cepillado diario, usar hilo dental y la visita periódica a un especialista será suficiente para garantizar su vida útil.
  4. Suelen durar años: si se ha seguido las recomendaciones de los especialistas, la vida útil de los implantes dentales generalmente oscila entre 20 y 30 años. Como se puede observar, la inversión realizada en un principio se retribuye en los años que el paciente podrá disponer del diente.
  5. La sensación del diente nuevo es similar a uno natural: lo cual es uno de los problemas más habituales en otros procedimientos: la poca naturalidad de los implantes. Sin embargo, en vista de que estos casos se fabrican de forma personalizada y utilizando los mayores estándares de calidad, la sensación del diente implantado es igual a uno convencional. Esto puede ser apreciado desde el primer momento cuando el paciente mastica algún alimento.
  6. Es un procedimiento indoloro: toda la intervención se realiza con anestesia local, siendo así completamente indolora para las pacientes. El postoperatorio, de igual modo, en la mayoría de los casos representa menos inconvenientes en contraste con procedimientos similares.
  7. Es una intervención rápida: aunque es cierto que puede variar en función de cada caso en particular, un implante dental puede realizarse en solo 24 horas. Todo dependerá de las consideraciones que realice el especialista luego de evaluar la condición de cada paciente.
  8. No dañan las piezas dentales a su alrededor: ya que la que se coloca ha sido diseñada especialmente para el paciente siguiendo los resultados de los exámenes clínicos y del espacio disponible.
  9. Otorgan confianza en las personas: por último, todo lo anterior se focaliza en un solo punto: las personas recuperan su calidad de vida y con ello su confianza al momento de sonreír o de interactuar con mayor fluidez en contextos sociales. Después de todo, esta debe ser la meta de todo procedimiento de este tipo.

¿Quiénes pueden optar por un implante dental?

A pesar de que los pacientes que han perdido un solo diente son los candidatos predilectos para optar por una intervención de este tipo, en la práctica esta puede ser aplicada a una variedad de escenarios. Aparte del reseñado, también puede ser utilizado en casos de pérdida de piezas dentales a raíz de una enfermedad (como con las caries, por ejemplo), accidentes graves que hayan destruido parte de los dientes, en enfermedades congénitas que producen la ausencia de dientes e incluso como alternativa práctica a las clásicas dentaduras postizas.

En términos generales los implantes dentales pueden ser aplicados en cualquier caso de ausencia de dientes. Sin embargo, y como ya se ha reiterado, todo dependerá de las consideraciones que haya hecho el dentista luego de los exámenes de rutina.

¿Por qué realizar un implante dental?

Es cierto que los motivos reseñados con anterioridad son suficientes para que las personas consideren realizar este procedimiento, existe otro que explora los factores estéticos.

Cuando un paciente pierde un diente el hueso maxilar empieza a atrofiarse para compensar la pérdida del mismo. Así, los dientes en la periferia de la zona comienzan a ocupar el espacio de la pieza dental perdida originando, con el tiempo, que la forma de la sonrisa e incluso del rostro se modifique paulatinamente.

Para evitar esto, lo ideal es que las personas intenten buscar una solución al problema en el mismo instante en que se ha perdido el o los dientes.

Sin embargo, el tratamiento también puede aplicarse sin problema en pacientes que llevan años sin una pieza dental e incluso en aquellos que presentan un desgaste en el hueso maxilar (ya que existen procedimientos de regeneración).

Esto garantiza que todos aquellos que por diversos motivos en su momento no pudieron optar por una implante puedan hacerlo hoy en día con resultados satisfactorios. Si se desea obtener los resultados que se esperan, es de vital importancia que la confianza sea depositada en profesionales cualificados que cuentan con la experiencia necesaria para que los pacientes puedan recuperar su calidad de vida.