Tecnología

¿Qué tener en cuenta al realizar una web profesional?

¿Qué tener en cuenta al realizar una web profesional?

Publicado: 4 de septiembre de 2019 16:07 (GTM+2)

Muchas empresas y particulares desean tener presencia en internet a través de una web con sus servicios, productos o contenido, pero antes de iniciarse en ello, deben tener presentes ciertos aspectos para que el proyecto tenga éxito.

 

 

En un mundo cada día más digital, muchas organizaciones, autónomos y negocios están incorporándose a internet para expandir sus fronteras. Para obtener un diseño propicio se deben evaluar diversos factores y contratar a un profesional capacitado para llevar a término el proyecto de la forma adecuada.

 

Antes de iniciarse deben tener claros los objetivos de la página web, de esta manera, el desarrollador podrá comenzar encausado hacia el camino correcto y tener éxito durante el proceso, y así garantizar que el portal reflejará la imagen deseada para atraer a la mayor cantidad de usuarios.

 

La persona o empresa debe buscar la contratación de un profesional que sepa guiar durante el proceso. Es importante pedir un presupuesto para saber el precio de una web, para que queden detallados los servicios que se están solicitando, de esta manera se evitan malentendidos.

 

Los presupuestos comienzan con importes base por el desarrollo del sitio, a partir del cual se le van añadiendo servicios o características, de acuerdo a las necesidades de cada cliente. Algunos ítems habituales son: idioma adicional, blog, calendario de eventos, foros, formularios, y galerías de vídeo y fotografías.  

 

Para obtener un trabajo de calidad y acorde con los objetivos es importante que el cliente sepa expresar los requerimientos y el experto lleve a cabo estas exigencias. Para lograrlo debe existir una comunicación fluida, un calendario claro, un proceso de investigación y consultoría, y las revisiones necesarias antes de activar la web.

 

¿Qué incluir en una página web?

 

La web no sólo debe verse bien, también es esencial que tenga una buena navegabilidad, sea rápida y proporcione la información necesaria para los clientes. Antes de comenzar el desarrollo, se deben establecer qué aspectos incluir y qué descartar, para que se cumpla con lo requerido sin sobrecargos.

 

Actualmente, hay algunos elementos que se incorporan para otorgar valor, que no sólo aportan los datos esenciales sino que son relevantes para la audiencia o funcionan para mejorar el posicionamiento en los motores de búsqueda.

 

Algunos de estos añadidos son las páginas de preguntas frecuentes o los blogs que, aunque no son fundamentales para las webs corporativas o comerciales, permiten generar calidad y valor, a través de contenido de gran utilidad para la audiencia.

 

Entre las preguntas esenciales que suelen agregarse a la información básica de la web están: ¿quién es? y ¿qué se vende u ofrece? Además de proporcionar garantías sobre los servicios o productos, y la manera cómo se ha llegado a la audiencia, a través de testimonios o comentarios.  

 

Cuando se venden productos se deben manejar una serie de preguntas y respuestas o una página especial para las políticas de devolución, información de envíos, reclamaciones y disposiciones de compra. Estas condiciones suelen estar adaptadas a cada país, pero el cliente se sentirá más confiado al saber cómo manejarse en estos casos.

 

Los datos de la empresa son primordiales para que los usuarios se puedan poner en contacto, ya sea para agilizar o facilitar las compras, o para responder preguntas que puedan surgir. Además de los formularios para comunicación vía online, se pueden ofrecer números telefónicos para responder llamadas o atención online a través de chats.

 

La información legal es obligatoria incluirla para cumplir con las leyes europeas que rigen el uso de cookies y datos personales. Aunque no es habitualmente leída por los clientes, debe estar visible en la página, para estar al día con las normativas.

 

Algunas empresas manejan un área de prensa para reflejar noticias de otros medios sobre el negocio, mostrar lanzamientos o añadir información oficial de la compañía. También se puede tener un apartado de fotografías, mapa del sitio, área de descarga, foros y calendario de eventos.

 

Las páginas web para e-commerce, blogs y empresas

 

Muchas páginas corporativas no intentan vender directamente por la web, éste es un recurso muy útil para llegar a los clientes. Estos sitios deben ser diseñados para generar confianza, obtener una ventaja competitiva y afianzar la reputación de la empresa. Por esta razón, en la página de inicio debe quedar claro lo qué realizan y tener un diseño acorde al sector.

 

Un blog dedicado en exclusiva a proporcionar información debe generar mayor cantidad de tráfico y que los usuarios regresen de manera habitual. La distribución debe estar desarrollada para hacer que los lectores permanezcan por mayor tiempo y encuentren mucho contenido actualizado e interesante. En estos casos se deben incluir formularios de suscripción, opciones para compartir y selección de los artículos más populares, por categorías, y los más recientes.

 

En los e-commerce se debe generar fidelidad para que el cliente regrese, además de atraer a nuevos compradores a través de un buen posicionamiento, ofertas o información relevante. Se pueden agregar recomendaciones, testimonios y comentarios para proporcionar confianza al consumidor.

 

En el comercio electrónico se suelen añadir ventajas competitivas como descuentos a nuevos clientes o envíos gratuitos a partir de ciertas cantidades de compra. Es importante que estén visibles los datos como formas de pago, envíos, políticas de devolución, costes y contacto. Los productos pueden estar clasificados en listas de categorías para facilitar el proceso.   

 

El presupuesto, la investigación y el posicionamiento

 

Dentro de la primera fase para el desarrollo de la página se encuentra el presupuesto. Las webs pueden tener un coste estimativo, pero dependiendo de ciertas características y añadidos, los precios pueden variar.  

 

Además, el experto debe realizar una investigación del sector para realizar el diseño más acorde, analizar la información del cliente y buscar referencias de otros proyectos similares. La investigación ayudará a medir las posibilidades, de acuerdo al alcance estimado.

 

Algunos profesionales también ofrecen servicios de alojamiento para que el cliente no tenga que realizar estas tareas, lo que facilita el proceso y no le hace perder tiempo. Igualmente, una asistencia posterior a la venta es primordial por si surgen dudas o inconvenientes.

 

Es recomendable acudir a expertos en desarrollo web que ofrezcan servicios de posicionamiento, para lograr una página con los requerimientos de optimización que impulsen el tráfico y generen más ventas.