Internacional

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU acusa a EEUU, Francia y Reino Unido de ser cómplices de crímenes de guerra en Yemen

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU acusa a EEUU, Francia y Reino Unido de ser cómplices de crímenes de guerra en Yemen

Publicado: 5 de septiembre de 2019 11:31 (GTM+2)

Estados Unidos, el Reino Unido y Francia han sido acusados por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU de cómplices de presuntos crímenes de guerra en Yemen por parte Arabia Saudita y sus aliados.

Según publica ‘institutodeestrategia.com’, el ente internacional ha advertido que vender armas a la coalición liderada por Arabia Saudita es alentar tales crímenes y que cualquier otro tipo de ayuda es ilegal.

“Declara que a sabiendas ayuda o ayuda a las partes en conflicto en Yemen en la comisión de violaciones sería responsable de la complicidad en las violaciones relevantes del derecho internacional humanitario”, ha declarado en un extenso informe publicado el martes el Grupo de Expertos Eminentes Internacionales y Regionales del ACNUR sobre Yemen.

Debido a los numerosos informes públicos que advierten de las violaciones graves del derecho internacional humanitario, ningún Gobierno puede escudarse en desconocimiento de que dichas violaciones se están cometiendo en el país árabe.

Los redactores del informe aseveran haber enviado al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, los nombres de los principales individuos militares y políticos de Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos, Yemen y el movimiento Houthi para una mayor investigación y posible juicio posterior.

Francia y el Reino Unido y Francia están bajo un escrutinio especial al haber firmado el Tratado sobre el Comercio de Armas que prohíbe la venta de armas si un país cree que se utilizarán para cometer “atrocidades masivas”.

Además indican que incluso los que no son signatarios del TCA pueden ser responsables de delitos al ayudar e incitar crímenes de guerra “ya que después de cinco años de lucha” no puede haber excusas para no tomar acciones determinantes para abordar “la crisis humanitaria y las violaciones del derecho internacional que tienen lugar en Yemen”.

En junio, el Tribunal de Apelaciones del Reino Unido dictaminó que el gobierno británico “no había hecho ningún intento” de averiguar si Arabia Saudita estaba usando sus armas para violar el derecho internacional, y aunque el Secretario de Estado Liam Fox afirmó que se suspenderían las licencias para la exportación de armas a la coalición saudí, el Departamento de Comercio Internacional dijo que apelaría el fallo.

Por su parte, Donald Trump, en julio, vetó un raro proyecto de ley apoyado por republicanos y demócratas para poner término a la venta de armas a Arabia Saudita por parte de Estados Unidos.
El presidente se quejó de que “debilitaría la competitividad global de Estados Unidos” y dañaría las relaciones con los aliados.

Francia, ocultó sus ventas de armas a su población y posteriormente, según detalla el diario, amenazó con arrestar a los periodistas que desvelaran las ventas por publicar información confidencial.

El informe de UNHRC ha proporcionado a su vez datos de la tremenda crisis humanitaria en Yemen, donde casi un 25% de la población del país estaba desnutrida a principios de 2019.

Según la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios, hay 230 de 333 distritos en riesgo de hambre y 24,1 millones de personas que necesitan ayuda para poder sobrevivir.