Internacional

Se triplican las ventas de mochilas antibalas en EEUU tras las últimas matanzas masivas

Se triplican las ventas de mochilas antibalas en EEUU tras las últimas matanzas masivas

Publicado: 13 de septiembre de 2019 07:53 (GTM+2)

Mochilas antibalas

Mochilas antibalas

Tras los recientes tiroteos masivos en EEUU las empresas que comercializan y fabrican mochilas antibalas han aumentado de forma considerable sus ventas.

Según informa The Guardian, los padres buscan cualquier elemento que pueda asegurar la vida de sus hijos ante la psicosis por las matanzas en los centros educativos del país.

Las compañías Bullet Blocker, TuffyPacks y Guard Dog Security han aseverado que “han visto un repunte significativo después de los tiroteos masivos” según informa la CNN.

Sin embargo, este aumento en las ventas de mochilas antibalas lleva ya bastantes meses en ascenso debido a la frecuencia de las matanzas. Estas compañías experimentaron una fuerte subida en sus ventas cuando sucedieron los tiroteos de Parkland o los de Florida en 2018.

“Siempre vemos picos en las ventas en los días o semanas posteriores a los disparos”, ha aseverado a la CNN el presidente de TuffyPacks, Steve Naremore.

Su empresa ha triplicado las ventas, un 300%, durante la semana de los ataques racistas de El Paso y Dayton.

Llegaron a producir mochilas decoradas con estampados de personajes Disney pero, al no tener los derechos de imagen de los personajes de películas para niños tuvieron que retirarlas.

En el anuncio se informaba que protegía de armas de fuego y que podía parar varios proyectiles.

En Twitter, un usuario remarcó que respecto al control de armas EEUU había perdido la cabeza.

No existen evidencias de que las mochilas, cuyo precio está entre los 100 y los 500 dólares, sean efectivos en caso de un tiroteo masivo ya que, como ha precisado Yasir Sheikh, de la empresa Guard Dog, la mochila no protegería contra un potente rifle semiautomático que se pueden adquirir fácilmente y que están siendo usados en las matanzas por los asesinos.