Comunicados

Cómo conseguir que nuestros hijos mejoren este año su rendimiento escolar y disfruten aprendiendo

Cómo conseguir que nuestros hijos mejoren este año su rendimiento escolar y disfruten aprendiendo

Publicado: 2 de octubre de 2019 08:59 (GTM+2)

La vuelta al cole presenta nuevos desafíos cada año, no solo a los niños, sino también a los padres. Por ejemplo, algunos niños quizás tengan que enfrentarse a nuevos compañeros, un nuevo horario e incluso nuevas responsabilidades. Todo esto puede generar en los pequeños, dificultades de aprendizaje, desmotivación o falta de concentración.

Los padres se enfrentan igualmente a algunos retos al inicio del curso escolar. A muchos, las obligaciones personales o laborales les dificultan acompañar a sus hijos tanto como quisieran durante esta etapa tan importante. ¿Qué pueden hacer para apoyar a sus hijos a pesar de sus responsabilidades?

Cómo ayudar a los niños a adaptarse a la vuelta al cole

La comunicación es fundamental para transmitir seguridad a los niños durante la etapa de vuelta al cole. Los padres deben escuchar los miedos e inquietudes de nuestros hijos, mostrarles comprensión y ayudarles a afrontar el proceso con positivismo y entusiasmo.

Desde Juega y Crece, la psicóloga y madre, nos dice que contarles alguna anécdota de nuestros primeros días de vuelta al cole cuando éramos pequeños puede ayudarles a sentirse comprendidos y apoyados. Es fundamental que ellos entiendan que no están solos durante este proceso.

Ofrecer palabras de apoyo o ánimo puede ayudar igualmente a los pequeños a ganar confianza en sí mismos y, más importante aún, contribuir a mejorar el rendimiento escolar. Los padres que transmiten con regularidad lo orgullosos que están de sus hijos potencian su autoestima y aprendizaje.

Es recomendable que en el entorno familiar exista organización y disciplina. Cuando existen normas y límites, los niños aprenden a respetar los deberes establecidos, como realizar las tareas escolares. Una buena rutina de estudio crea hábitos positivos que repercuten en la responsabilidad del pequeño durante el resto del año.

Es conveniente que, durante los deberes escolares del niño, la madre, el padre o un adulto de confianza los acompañe. El objetivo debe ser ayudar al niño a reforzar su sentido de responsabilidad, desarrollar su capacidad intelectual e incluso su determinación o esfuerzo personal.

Si bien la disciplina es esencial, está debe ser impartida de forma acertada, siempre para corregir e instruir, nunca para desalentar. Cuando el nivel de exigencia es adecuado, el niño adquiere mayor confianza y motivación. Y, aunque cada niño es diferente, la clave está en saber influir positivamente en ellos.

Ayudar a los niños a adaptarse a la vuelta al cole presenta retos y desafíos. Sin embargo, con dedicación, amor, comprensión, herramientas adecuadas y, sobre todo, tiempo de calidad, se consigue aumentar el sentido de seguridad, la motivación y el rendimiento.

Las rutinas saludables son aspectos claves que no deben descuidarse. Sin mencionar lo primordial que debe ser la comunicación efectiva y afectiva. También hay que aprovechar algunas herramientas educativas que fomentan el aprendizaje de forma divertida, como los juegos interactivos.

Globos terráqueos interactivos, una forma divertida de aprender

No hay nada mejor para fomentar el aprendizaje en los niños que los juguetes educativos, como una bola del mundo interactiva. Por eso se recomienda que los pequeños comiencen el año escolar con algún juguete o juego que refuerce el deseo de adquirir nuevos conocimientos y, por supuesto, les ayude a ganar confianza y seguridad.

Por ejemplo, los globos terráqueos interactivos destacan como juguete estrella para motivar a los niños y que aprendan mientras que se divierten en sus ratos de ocio. Los globos terráqueos para niños aseguran horas de entretenimiento didáctico que incentivan el conocimiento y la curiosidad de forma progresiva. Nunca fue tan fácil aprender y divertirse a la vez.

Además de permitir que los niños aprendan sobre geografía y otros aspectos del mundo a través de juegos didácticos y opciones interactivas, la psicóloga y madre creadora del portal Juega y Crece nos explica cómo los globos terráqueos interactivos son una poderosa herramienta para que los niños desarrollen su lógica, su memoria y sus habilidades tecnológicas.

Aprender mientras se juega contribuye a que los niños incorporen nuevos conocimientos de forma natural, incentiva los retos educativos y aumenta la confianza personal. Por eso, tantos especialistas en psicología destacan la importancia que tienen los juegos didácticos en el rendimiento escolar. Gracias a ellos, el niño se compromete con el aprendizaje de forma positiva.

En el mercado se pueden encontrar una gran variedad de globos terráqueos interactivos. Algunos son muy completos, unos incluyen juegos interactivos, otros ofrecen distintos grados de dificultad, en conjunto. Todos destacan por ser juegos educativos diseñados para niños entre 6-15 años de edad ávidos de diversión didáctica.

Estas herramientas educativas son perfectas también para compartir en familia, con amigos, entre hermanos, ya que fomentan el juego en equipo, estimulan la memoria e incentivan los retos y la superación. Sin duda, aprender es divertido y estimulante.

La vuelta al cole no tiene por qué ser un quebradero de cabeza. Gracias a las herramientas y los consejos que ya se han mencionado, padres e hijos pueden hacerles frente a los retos de este nuevo año escolar con confianza y determinación.