Comunicados

El Joven más Franquista de España promoverá una campaña para acabar con el odio antifranquista

El Joven más Franquista de España promoverá una campaña para acabar con el odio antifranquista

Publicado: 4 de octubre de 2019 10:47 (GTM+2)

Daniel Alonso Castelo, más conocido en Internet como Dani Camera, quiere apuntar a lo más alto del tribunal europeo para acabar con el odio del movimiento antifranquista en España y para denunciar el "abuso de poder del Señor Pedro Sánchez". El joven más franquista de todo el país tiene la firme intención de llevar el caso a Estrasburgo como medida principal de protesta por la reciente sentencia nacional que ha dictaminado la exhumación del cadáver del antiguo dictador.

Líder de la asociación juvenil Alianza Unida por España, Daniel lleva años peleando por defender sus franquicias y enaltecer la gloria nacional. Su canal de YouTube, que ya acumula más de un millón de seguidores, es su principal medio de comunicación con un público cada vez más creciente, junto con su cuenta de Twitter, en la que comparte cada publicación y esgrime la defensa de España de sus enemigos. A través de ambos ha querido crear el "Movimiento por la Defensa de España, su historia, cultura y tradiciones", y su próximo objetivo es tratar de evitar la exhumación de Franco.

Contra la sentencia del Tribunal Supremo

El pasado 30 de septiembre, el Tribunal Supremo notificaba la sentencia en la que avala la exhumación de los restos del dictador Francisco Franco de la basílica del Valle de los Caídos. Además de eso, la resolución también dicta que la familia del dictador "no goza de una facultad incondicionada de elección del lugar de enterramiento de sus deudos", ya que no es algo que se corresponda con el derecho a la libertad religiosa, ni con el derecho a la intimidad personal y familiar, tal y como defendía la familia en su último recurso.

Del mismo modo, el Consejo de Ministros se ha opuesto a la reinhumación de los restos en la catedral de La Almudena, en Madrid, dado que no se trataría de algo de carácter privado, ya que es algo que implica a un "personaje público de relevancia" como fue el dictador. Dos respuestas negativas ante los recursos de la familia Franco, que se considera víctima de una campaña de odio y persecución, alimentada por la Ley de Memoria Histórica.

En este contexto, el joven Daniel Alonso, ha hecho pública su intención de promover una campaña en respuesta para derogar dicha ley y tratar de acabar con el odio que, según él, se ha implantado contra la figura de Francisco Franco. "No podrán con Franco, ni con su familia, ni con el pueblo español porque #ElValleNoSeToca. Vencimos y venceremos. Arriba España", escribía en su perfil de Twitter tras conocerse la sentencia del Supremo.

Ahora, confía en que podrá llevar el caso al tribunal de Estrasburgo para poder combatir lo que considera que es un abuso del actual presidente en funciones, Pedro Sánchez. Considera injusta la decisión, y sobre todo dañina tanto para la familia como para la imagen de alguien que, según él, "pasó a España de la miseria a la prosperidad".

El Supremo lo aprueba, pero un juez se resiste

José Yusty Bastarreche, titular del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo 3 de Madrid, se niega a archivar la causa por la que defendió dejar en suspensión el trámite inicial a favor de exhumar los restos de Francisco Franco. Bastarreche defendió, en su momento, la necesidad de contar con una licencia municipal para poder realizar un trabajo de ese tipo, impidiendo así que los trámites pudieran evolucionar.

Sin embargo, el Supremo ha dictaminado que no necesita ninguna clase de licencia para sacar los restos del valle, dado que se cumplen perfectamente las leyes urbanísticas, por lo que podría proceder con la exhumación inmediata, ya que la intención es que la obra se lleve a cabo antes de las elecciones del próximo 10 de noviembre.

Mientras tanto, Yusty insiste en que no ha recibido notificación alguna y ha dado un tiempo prudencial para recibirla. Solo en ese caso estudiará si archivar la causa o seguir adelante con ella, aunque ya en el pasado mes de febrero logró suspender el informe de obra y, por tanto, la iniciativa del Ejecutivo para comenzar a trabajar. Para él, la suspensión sigue viva y el proceso no puede seguir, pero el Tribunal Supremo ha sido firme en su defensa de la decisión del Consejo de Ministros y el Gobierno ha decidido actuar.

A pesar de las posibles trabas, el procedimiento sigue adelante y más pronto que tarde se llevará a cabo la exhumación para cumplir con lo que dicta la Ley de Memoria Histórica. Mientras figuras como el joven Alonso siguen protestando y tratan de buscar la forma de revertir el proceso, llevándolo a las más altas instancias europeas, el gobierno avanza para cerrar un episodio que lleva demasiado tiempo abierto.

Queda por ver cuál será la fecha escogida y si, como ya adelantaba Sánchez, la retirada de los restos se realiza en plena madrugada para evitar molestias y posibles problemas. Las "barreras humanas" de las que habla Daniel Alonso en redes para evitar la exhumación no van a ser suficientes. Franco no se queda en el Valle de los Caídos.