Internacional

Dos lumbreras secuestran a un caimán para emborracharlo

Dos lumbreras secuestran a un caimán para emborracharlo

Publicado: 14 de octubre de 2019 11:59 (GTM+2)

Kepke y Osborne, representantes de la intelectualidad estadounidense.

Kepke y Osborne, representantes de la intelectualidad estadounidense.

Noah Osborne, de 22 yTimothy Kepke, de 27 años, han sido detenidos por la policía de Florida acusados de secuestrar a un caimán para intentar emborracharlo con cerveza. Los hechos tuvieron lugar a finales de agosto, cuando la FWC, comisión para la Conservación de la Pesca y la Vida Salvaje de Florida, recibió una queja relativa a uno de ellos.

Según el informe de la FWC que recoge el diario TC Palm, ambos lumbreras atrajeron al animal para retenerlo e meterle cerveza por la boca. El caimán reaccionó de forma agresiva como es natural quedando la escena recogida en un vídeo que semanas después llegó hasta la policía. Los agentes encontraron a Timothy Kepke a mediados de septiembre, que finalmente reconoció que él era la persona que aparecía en el vídeo.

Kepke, que confesó que había bebido cerveza esa noche, afirmó que no estaba borracho. El joven detalló a los policías su versión de lo ocurrido: Noah Osborne habría sido quien atrapó al caimán con sus propias manos sobre las 10 de la noche del pasado 26 de agosto. Tras esto, Kepke le ofreció al reptil su brazo derecho, cuando el animal abrió la boca para morderle, le vaciaron una lata de cerveza. Ambos liberaron al caimán después del suceso.

A su vez le dijo a los agentes que había una tercera persona presente, una amiga que presenció los hechos. El 21 de septiembre, la policía habló con la mujer, que confirmó la versión de los hechos que dieron Osborne y Kepke anteriormente.

La mujer explicó a los agentes que ella creía que el caimán había mordido a Kepke tras ofrecerle el brazo. El pasado 3 de octubre Osborne y Kepke fueron detenidos finalmente ambos jóvenes.
Los dos intelectuales han sido trasladados a la prisión del condado de Martin, en Florida, bajo fianza de 5.000 y 2.500 dólares, respectivamente. Horas después fueron liberados y ambos se están a la espera de que se fije la fecha del juicio. Kepke y Osborne han sido acusados de un delito grave de secuestrar ilegalmente a un caimán.