Comunicados

La psicología de la luz y su influencia en cada espacio

La psicología de la luz y su influencia en cada espacio

Publicado: 14 de octubre de 2019 14:52 (GTM+2)

La luz influye en la psicología de las personas, en su estado de ánimo. Factores como el brillo o la calidez pueden llevar a sensaciones relajantes o, por el contrario, a mantenerse activos durante más tiempo, dependiendo de la intensidad. La iluminación es un elemento importante tanto en el hogar como en otro tipo de instalaciones, como un bar o hasta un hospital. Por ello, contar con los servicios de empresas como Luz y Color 2000 se presenta fundamental para conseguir el éxito en proyectos de iluminación, incluida la iluminación técnica y comercial.

Siguiendo los ejemplos antes citados, para cada uno de ellos se deberá desarrollar un proyecto de iluminación distinto. Para una vivienda se debe pensar en la luz de cada estancia: el salón, la cocina, el dormitorio... Cada una de ellas tiene una utilidad, y la psicología de la luz deberá ir en consonancia. De la misma forma, en el caso de un bar, la iluminación deberá estar ideada para crear un ambiente de ocio; o en un hospital, el objetivo será aportar luz que mantenga a doctores y enfermeros activos y con la suficiente iluminación para no tener problemas de visión del entorno.

El brillo, el color, la dirección de la luz... Existe una gran variedad de factores que influirá en efecto que la luz de cada estancia, local o instalación en la que se encuentren las personas. En este sentido, para desarrollar cada proyecto y alcanzar los objetivos deseados, conviene contar con empresas como Luz y Color 2000, donde escuchan al cliente y le involucran en el proceso para conseguir los mejores resultados.

La mejor iluminación para cada espacio

Dado que no existen dos proyectos de iluminación iguales, hay varias tendencias para cada espacio concreto que sirven como base para empezar a trabajar. Producir las reacciones y sensaciones correctas en las personas serán la clave para conseguir el éxito en cada proyecto particular. Por ello, hay varios factores a tener en cuenta.

Hogares

Dentro de una vivienda existen diferentes estancias. Por ejemplo, dado que los colores cálidos producen relajación, una apuesta segura para las habitaciones será contar con colores de bajo brillo y que aporten calidez. De la misma forma, para la cocina lo ideal será apostar por luz de carácter diurno que favorezcan un estado activo y alerta e ilumine bien toda la estancia. Para el aseo se optará por un brillo menos intenso para crear sensación de intimidad.

Restaurantes

De la misma forma que existe una gran variedad de restaurantes de todo tipo, también existe una gran gama de iluminación para cada uno. ¿Por qué? Porque la luz puede influir incluso en la elección de los platos por parte de los comensales. Es la conclusión a la que llegó un estudio de Cornell Food and Brand Lab. Esta investigación concluye, por ejemplo, que una mayor intensidad del brillo de la luz lleva a pedir platos más saludables.

Oficinas

La calidad de la iluminación es también importante en el ámbito laboral. Una oficina bien iluminada y con colores que incentiven el trabajo y la productividad será clave en el desarrollo de la actividad. En este caso, lo mejor es optar por luces led blancas o amarillas que estimulen la creatividad y la comunicación en el lugar de trabajo donde los empleados pasan varias horas durante la jornada laboral.

Tiendas

Si antes mencionábamos la variedad en restaurantes, también debemos mencionar los distintos tipos de tiendas que, a su vez, requerirán de un diferente proyecto de iluminación. No tendrá el mismo objetivo una tienda de ultramarinos que, por ejemplo, una tienda de ropa de moda. Esta última deberá apostar por una luz blanca, de alta intensidad, con la que se destaquen las prendas produciendo pocas sombras para que los clientes se sientan atraídos.

Museos

Llegamos ahora a un caso especial en el que se debe jugar con la combinación de intensidades en las luces y, sobre todo, los colores y ángulos. Los museos son lugares donde la luz juega un papel fundamental para centrar la atención de los visitantes en las exposiciones generales o en objetos concretos. Por ello, una idea adecuada puede ser aplicar luces bajo brillo en zonas de paso y centrar la intensidad de la luz en vitrinas o cristaleras donde se expongan los elementos de interés del museo.

Hoteles

Los hoteles presentan un caso parecido al de los museos, aunque su objetivo será crear una sensación de tranquilidad y acogida tanto en la recepción como en las habitaciones. Es decir, la apuesta segura será optar por tonos cálidos con focos led de baja intensidad, aunque también se podrá variar en función de otras estancias como los baños, los pasillo, el bar del hotel, una sala de lectura u otras muchas posibilidades.

En definitiva, un proyecto de iluminación de calidad y bien ejecutado será siempre el fruto de una buena comunicación entre el cliente y la empresa para concretar al máximo las necesidades de cada caso. Además, el éxito será también su discreción. Es decir, que las personas que entren a una habitación sientan esa relajación necesaria antes de dormir, o que aquellas que acceden a un restaurante se sientan a gusto, todo ello sin reparar en la luz que ilumina el espacio en el que están.