Internacional

El Gobierno del Ecuador carga contra los medios internacionales por informar sobre las protestas

El Gobierno del Ecuador carga contra los medios internacionales por informar sobre las protestas

Publicado: 15 de octubre de 2019 19:14 (GTM+2)

El Gobierno de la República del Ecuador cargó duramente contra los medios de comunicación internacionales, a los que acusa de difundir información falsa sobre lo que ocurre en su país, unas protestas masivas tras una serie de cambios económicos que provocaron una repentina subida del precio de los combustibles en más de un 100% de su valor.

Finalmente, el Ejecutivo de Lenín Moreno dio marcha atrás a estas medidas, dejando un reguero de muertos y heridos tras más de diez días de fuerte represión policial.

Durante el tiempo que duraron los disturbios, la prensa local cerró filas y trató a los manifestantes como a golpistas, al mismo tiempo que defendía la posición oficial del Gobierno.

Esto provocó que los ecuatorianos utilizaran medios internacionales para informarse, incluso notamos que varios artículos de Digital Sevilla sobre este tema tuvieron especial repercusión en ese país latinoamericano.

Hoy, la ministra del Interior, María Paula Romo, hizo balance de lo sucedido, con cero autocrítica y culpando a Rusia de estar detrás de la violencia que azotó el país, simplemente por informar en directo desde las calles del país de lo que estaba pasando, dando voz a los manifestantes al mismo tiempo que también compartían el punto de vista del Gobierno.

"Un nivel parecido de intensidad y de violencia al que se enfrentó en las calles del país también se enfrentó en la comunicación", como "el ataque en redes sociales" y "la cantidad de información falsa", señaló la ministra, a quien le "llama la atención que una protesta haya sido transmitida en vivo por el canal público del gobierno ruso", en referencia a la televisión internacional de noticias de Rusia, RT. No obstante, reconoció que el citado medio, hizo cobertura "de todo lo que estaba sucediendo en las calles".

Al parecer, vídeos como este no gustaron al Gobierno de Lenín Moreno, conocido internacionalmente por haber traicionado al activista Julian Assange entregándolo a las autoridades de Reino Unido y ahora por haber pactado un rescate innecesario con el FMI que traerá pobreza a su país al mismo tiempo que favorecerá a las grandes empresas transnacionales.