Comunicados

Los niños y los juegos que favorecen su desarrollo

Los niños y los juegos que favorecen su desarrollo

Publicado: 21 de octubre de 2019 16:49 (GTM+2)

Poco es el tiempo que se dedica al ocio y disfrute de los más pequeños de la casa. Como norma general, se les enciende el televisor sintonizando algún canal con dibujos animados y series acordes con su edad o se busca en Youtube algunos clips con sus animaciones preferidas. Como padres debemos procurarles un entretenimiento de mayor calidad, que disfruten pero que al mismo tiempo aprendan o protagonicen de algún modo esos momentos

 

No basta con dejarles horas y horas frente al monitor, los más pequeños necesitan utilizar el resto de los sentidos para que puedan tener una experiencia más plena. Los padres y tutores deben dedicar un poco más de esfuerzo en proporcionar tiempo de diversión y entretenimiento de calidad, para que sean algo más que simples receptores de movimientos y sonidos provenientes de determinados aparatos electrónicos.

La interacción, el juego en contacto con otras personas, las actividades en las que se favorece una creación artística en la que puedan desarrollar sus habilidades son imprescindibles y deben de facilitarse durante todo su periodo de crecimiento.

Elegir un juego según lo que se quiera potenciar

Debe ser una obligación por parte de los padres dedicar más tiempo al ocio de sus hijos, y no solo formando parte de él o controlando el tipo de entretenimiento que eligen para poder evaluarlos. Es importante que los adultos tomen conciencia de la importancia que tiene este tiempo en la vida de los niños, pues es el mejor método que tienen y existe para que reconozcan el entorno, se conozcan a ellos mismos y proyecten y desarrollen sus cualidades.

Por tanto, si se les observa durante estos momentos tan especiales, el profesor, padre o tutor podrá percatarse de sus necesidades, de qué factores le impiden desarrollarse completamente, donde se encuentran sus debilidades, o posibles deficiencias, y elegir un juego en consecuencia.

Existen juegos para estimular cualquier apartado que se considere que no corresponde con su edad. Por ejemplo, si al pequeño le pesan las relaciones y no encuentra su sitio cuando se juega en grupo, tal vez necesite que se contrate animadores que, por medio de juegos, canciones y bailes le introduzca en este tipo de juegos compartidos.

En este sentido, las fiestas de cumpleaños, o celebraciones en los que hay muchos niños son ideales para incitar al pequeño a relacionarse. También los de la empresa Animaciones Pingu son expertos en crear alegría a domicilio, propiciando que los niños por iniciativa propia, envueltos en un ambiente festivo y divertido, entren en el juego y se relacionen con los demás, de manera natural, comprendiendo esta situación como lógica para llevarla a cabo en el resto de situaciones.

Tipos de juegos según la etapa de edad

Según las necesidades del niño existirán unos juegos y otros que conseguirán estimularlo. A estos conocimientos solo se llega a partir de la observación, de pasar más horas con los hijos en sus momentos de solaz y entretenimiento, cuando su verdadero carácter sale a la luz de forma natural.

De esta forma se localizan los juegos de roles, de teatro y disfraces, funcionales, simbólicos, con reglas, de construcción… y en función del área que se quiera estimular se dividen entre los cognitivos (relacionados con la construcción de la lógica, estrategia y razonamiento), emocionales o afectivos (para aumentar en las capacidades de expresión y comprensión de los sentimientos) y los psicomotores (enfocados en las habilidades motoras, audición, visualización, y en la estimulación sensorial a escala cognitiva en general).

Según la etapa evolutiva que esté pasando el niño y según la clasificación de Jean Piaget (epistemólogo, psicólogo y biólogo sueco), se localizan las siguientes categorías de juegos.

Los juegos funcionales

Estos juegos son propicios para potenciar las habilidades de los niños en su fase sensoriomotora. Consisten en la repetición sistemática de determinadas actividades de rutinas, sin elemento simbólico alguno. Sirven para ir adaptándose y conectando con la realidad del mundo que va a vivir. Es específico de niños en su primer año de vida.

Los juegos simbólicos

La imaginación va ocupando su lugar con estos juegos, pues sustituyen la función básica de un objeto por otro exclusivamente imaginario. Coger un palo para simular una moto, una caja de cartón para hacerse una casa… pero también los dibujos para colorear en los que la mente del niño es libre para interpretar cualquier objeto con los colores que desee. Con estos patrones, el niño puede crear mundos imaginarios sobre una base real, al mismo tiempo que mejora sus habilidades motoras, en este caso la psicomotricidad fina, tan útil para su vida futura. Están enfocados a niños de entre 2 y 6 años.

Los juegos reglados

Destinados a las edades comprendidas entre 6 y 12 años, son juegos en los que hace falta cierta atención sobre las reglas, que se van complicando. Están encaminados a captar la atención, potenciar el pensamiento estratégico, la planificación y el pensamiento colectivo.