Comunicados

Reformas de viviendas, poner el foco en la eficiencia energética

Reformas de viviendas, poner el foco en la eficiencia energética

Publicado: 7 de noviembre de 2019 12:04 (GTM+2)

Las reformas totales suponen uno de los modos más adecuados para optimizar viviendas e inmuebles. Con esta práctica se consigue modificar y darle un aire diferente a la vivienda para ganar en usos y habitabilidad.

La importancia de las reformas integrales y la ediciencia energética son los motivos principales para dejarse asesorar por profesionales del interiorismo, la albañilería, la iluminación y las reformas en general. Ese es el caso, por ejemplo, de la empresa Dosplanos.

Las viviendas e inmuebles son edificaciones que van desgastándose con el paso del tiempo. Se ven sometidas a un importante estrés e impacto derivados ambos del uso y de las inclemencias climáticas y meteorológicas.

Al igual que de manera periódica hay que acometer reformas parciales en las diferentes estancias para ganar en habitabilidad y comodidad, muchos propietarios se interesan por las reformas integrales interesándose por los condicionantes relacionados con la eficiencia energética.

Las rehabilitaciones en viviendas deben ser dirigidas por un equipo coordinado a la perfección en el que participen profesionales llegados desde diferentes disciplinas: el interiorismo, la construcción, las reformas… Si hablamos puramente del aislamiento, una de las condiciones indispensables es que haya una buena relación entre calidad y precio, así como una correcta disposición de las estructuras.

Una vivienda sostenible es una vivienda más ahorradora

España sufre un verdadero problema de aclimatación de viviendas. Muchas promociones de viviendas están construidas sin atender a cuestiones como la eficiencia energética o la arquitectura integrada en el ambiente.

Esto tiene como consecuencia un desaprovechamiento de la propia vivienda en materia de horas de sol, fugas de temperatura, estancias muy caldeadas… La traducción de todos estos fenómenos no es otra que un mayor consumo en conceptos como factura eléctrica, calefacción y gasto de agua, así como mayor desgaste en la viviendas en su exterior.

En las reformas integrales hay varios factores que se relacionan directamente con un correcto aislamiento de los edificios. Uno de los factores que entra en juego es el de la conducción térmica. Los perfiles que poseen una buena conducción térmica son aquellos cuyo coeficiente de conductividad es muy pequeño. El PVC es un buen ejemplo de ello.

En este tipo de trabajos hay que tener en cuenta también la calidad de los revestimientos de las paredes, las humedades y la descompensación térmica de los edificios, que en muchos casos se da por una reforma mañ efectuada y deterioros que afectan a los muros de los inmuebles.

¿Cuál es la tarea de las empresas de reformas?

Los profesionales dedicados a las reformas totales saben cómo y dónde hay que actuar, en qué punto de los muros y estructuras de los pisos. Un proyecto de reformas encaminado a lograr una vivienda más eficiente energéticamente debe ser planificado al detalle, para que no haya espacio para fugas y otros problemas.

Los especialistas en reformas recomiendan una conjunción entre aislamiento interior y exterior. En el interior, las paredes deben ser revisadas y estar libres de cualquier tipo de resquicio, por pequeño que resulte para evitar fugas de temperatura.

La rehabilitación energética de la vivienda aumenta exponencialmente en el valor del inmueble. Las prácticas más comunes en este tipo de trabajos inclute actuaciones como el cambio de ventanas, la renovación de la calefacción y las instalaciones eléctricas y, en intervenciones de mayor calado, actuaciones de mayor peso.

¿Por qué es necesario apostar por la eficiencia energética de viviendas e inmuebles?

El parque inmobiliario en España está muy envejecido. Más del 55% de las viviendas fueron construidas antes de la década de los 80. Por consiguiente, muchas de las construcciones carecen de medidas de buen aislamiento térmico, ya que no eran obligatorioas y por lo tanto, necesitan ser rehabilitadas y reformadas.

Este fenómeno también ocurre en promociones y viviendas de construcción más reciente, durante la década de los 90 y los primeros 2000, cuando España vivió un auténtico boom del sector inmobiliario en el que la cuestión de la eficiencia quedó relegada a un muy segundo plano.

Más allá del ahorro energético, otra de las consecuencias de una vivienda más eficiente en su disposición es que mejora su durabilidad, resistencia y el diseño, aumentando así su tiempo de vida. Cualquier reforma o rehabilitación no solo debe estar condicionada por la estética o la utilidad, sino que debe ser tenida también en cuenta la cuestión de la esperanza de vida.