Opinión

¿Ocultó Sánchez su pacto con Iglesias a Susana Díaz y sus susánidas para evitar otro golpe en el partido?

¿Ocultó Sánchez su pacto con Iglesias a Susana Díaz y sus susánidas para evitar otro golpe en el partido?

Publicado: 13 de noviembre de 2019 14:03 (GTM+2)

Susana Díaz y M. Rajoy

Susana Díaz y M. Rajoy

Pedro Sánchez ha tenido que ocultar su pacto con Pablo Iglesias a Susana Díaz y los que la apoyaron en el golpe susánida en 2016 que dio el poder a la derecha.

En aquel entonces, ciertos sectores del IBEX, sus medios, barones y momias del Partido Socialista, se aliaron para bloquear la entrada de Unidas Podemos en el Gobierno cuando había números.

Hubo hasta un pacto de silencio entre Susana Díaz y M. Rajoy sobre la corrupción, según denunció la juez Mercedes Alaya, todo estaba atado y bien atado.

Ferreras, que hoy está al lado del Gobierno socialista, se puso del lado del otro Gobierno de M. Rajoy y de su aliada Susana Díaz apoyando que se cargaran al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. Como él hubo una larga lista de periodistas, directores de medios, locutores de radio y presentadores de programas de televisión que apoyaron la chunga maniobra susánida.

En abril, hubo al parecer de nuevo presiones según ha asegurado el periodista Carlos Cué. También hubo evidentes cálculos electoralistas de Pedro Sánchez que nos han llevado a tener que votar de nuevo, eso está claro.

Ahora, tras el desastre, ha hecho la maniobra en silencio, sin decir nada a los medios del IBEX y por supuesto, tampoco a Susana Díaz y sus aliados en la conjura, los barones García-Page, Puig, Fernández Vara, Lambán o Javier Fernández.

Ella llevaba entonces en su carrera 31 golpes de mano según detalló El Confidencial dentro del partido, era una experta en trepar a base de este tipo de acciones "tan democráticas". El proyecto era darle todo el poder a Susana Díaz con el apoyo de Zapatero, González, Guerra, Blanco y un largo etcétera de viejas glorias que habían salido de sus sarcófagos y sus jarrones chinos para darle el poder al partido corrupto y a M. Rajoy.

Hubo una movilización brutal de medios, tertulianos y políticos para ello. Siguen estando ahí, fuera de sus sarcófagos y no quieren a Unidas Podemos en el Gobierno.

¿Estarán de nuevo afilando cuchillos? Ella no se ha ido ni con agua caliente y está intentando controlar su organización en Andalucía para perpetuarse en el poder y evitar el sector privado, ese gran desconocido.

¿Se ha roto el pacto de silencio por fin? Sánchez y M. Rajoy hablaron de algo cuando lo echaron tras la moción, por eso parece estar tan tranquilo el expresidente del PP.

Esto no está hecho. Hay mucha gente muy chunga que moverá cielo y tierra para derribar este gobierno de izquierdas. Estaremos atentos, sobre todo miraremos con lupa todo lo que diga y haga Susana Díaz, la mejor aliada de M. Rajoy. La preferida de entonces de medios que se suponía que eran progresistas y que se aliaron claramente con el poder y el dinero.