Internacional

Nueva matanza del ejército golpista en Bolivia ante la pasividad internacional y la censura de los grandes medios

Nueva matanza del ejército golpista en Bolivia ante la pasividad internacional y la censura de los grandes medios

Publicado: 20 de noviembre de 2019 11:36 (GTM+2)

La Policía y el Ejército del régimen golpista en Bolivia han matado a 5 personas y ha herido a 30 en las últimas horas. Un operativo para abastecer de diésel y gasolina a la capital se ha convertido en una matanza en la localidad de El Alto.

Desde la Defensoría del Pueblo han informado de la muerte de tres personas, dos por impactos directos de bala y un tercero que se desconoce por el momento la causa de su fallecimiento.
La pasada noche, el periódico boliviano “La Razón”, informó de dos nuevas muertes durante el operativo militar.

Luis Fernando López, titular de Defensa del gobierno golpista, ha hecho unas sorprendentes declaraciones. El fascista ha dicho ante la prensa que a pesar de los muertos civiles “de las Fuerzas Armadas no salió ni un solo proyectil” atribuyendo la violencia a “hordas” que “están recibiendo órdenes, dinero, alcohol y coca para causar temor, pánico”.

Añadió que las Fuerzas Armadas se encontraron con la “intransigencia” de la población que estaba bloqueando la planta de gas de la empresa estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

Los militares no han confirmado ni han negado los datos sobre los muertos y heridos tras la operación pero sí han hablado de que la población destruyó un muro y las puertas de la planta de gas usando “explosivos de alto poder ocasionado daños que pueden generar un peligro mayor para la población en caso de una explosión en cadena”.

Desde la Defensoría del Pueblo se ha pedido “con suma urgencia médicos, medicamentos y ambulancias para atender a los heridos en Senkata”.

Las imágenes difundidas por las televisiones muestran a los demócratas bloqueando la entrada a la planta de gas de Senkata en El Alto mientras una caravana de vehículos cisternas intentan pasar.

“Es un operativo sorpresa. Nosotros lo que queremos es abastecer a la ciudad. Nosotros esperamos que no haya disturbios en exceso”, dijo el ministro golpista responsable de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora a la cadena ATB.

Además, ha confirmado que unas 23 cisternas han logrado pasar para abastecer tras cinco días de bloqueos que han dejado a la ciudad con poco combustible.

Los demócratas exigen la marcha de la presidenta golpista Jeanine Áñez, quien se autoproclamado jefa interina recientemente, y que el presidente legítimo, Evo Morales, pueda volver al país.
El presidente tuvo que salir del país para que no lo mataran y pidió asilo en México donde está en la actualidad.

Desde el país hispanoamericano, Morales ha escrito en Twitter que los muertos son 6: “La dictadura de Mesa, Camacho, Áñez y sus cómplices Albarracín y Villena provocó hoy 6 muertes de hermanos alteños en una operación coordinada con EEUU. Que las nuevas generaciones y el mundo sepan que así actúa la derecha sumisa a políticas genocidas contra el pueblo humilde”.

La presidenta fascista que ha usurpado el poder tras el golpe militar, Jeanine Áñez, ha firmado un decreto que da licencia para matar a sus tropas.

La medida, calificada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de “grave”, permite a los soldados disparar a matar sin consecuencias penales si matan a ciudadanos con tal de mantener el orden impuesto.

Curiosamente, otro decreto de la presidenta golpista compra armamento a EEUU por 4,8 millones de dólares, la casualidad.

Según la CIDH comunicó el pasado fin de semana que 23 personas han muerto desde que comenzó el conflicto y 9 desde que llegó al poder el régimen militar a los que habría que sumar al menos los 5 de la matanza de las últimas horas en El Alto.