Internacional

Lo que sabemos sobre el supuesto accidente nuclear que disparó la radiación en China

Lo que sabemos sobre el supuesto accidente nuclear que disparó la radiación en China

Publicado: 22 de noviembre de 2019 09:48 (GTM+2)

En las últimas horas las redes sociales se han llenado de mensajes alarmantes sobre una supuesta detonación nuclear en el océano Índico que estaría relacionada con una prueba nuclear o un accidente de un submarino del ejército chino. Han sido muchos los usuarios, sobre todo de habla inglesa, que han compartido todo tipo de teorías al respecto, afirmando también que la radiación en varios países asiáticos aumentó repentinamente.

El problema viene porque la fuente de esta noticia es el locutor de radio de extrema derecha Hal Turner, un ex informante del FBI considerado un supremacista blanco que además ha estado más de tres años en prisión por pedir en su programa el asesinato de tres jueces. Es algo parecido a una versión estadounidense de Eduardo Inda.

Pero para no caer en una falacia Ad Hominem hemos tratado de contrastar la información de su sitio web, que dio comienzo a la viralización de la noticia. En el artículo se afirma que "fuentes militares" no identificadas confirmaron una explosión nuclear de unos 50 metros debajo de la superficie del mar del sur de China que "había causado una onda de choque submarina de tan repentina presencia, y de tal fuerza, que la explosión en sí misma 'tuvo que ser entre 10 y 20 Kilotones' ".

Más tarde, el artículo se actualizó para afirmar también que en varios países de la zona se habían detectado lecturas de radiación "significativas".

Según Turner el gobierno chino habría detonado un arma nuclear para enviar un mensaje a Estados Unidos ante la constante injerencia de Washington en las violentas protestas de Hong Kong.

Hasta aquí todo normal, un seudoperiodista contando tonterías, el problema llegó cuando muchas personas, algunas con miles de seguidores, comenzaron a darla por cierta en las redes sociales:

Así, los medios serios se pusieron a trabajar para tratar de arrojar luz sobre este supuesto suceso. Expertos contactados por el medio australiano Gizmodo detallaron punto por punto por qué esta noticia es un auténtico bulo, una "fake news". Los datos son falsos y otras fuentes que sí son fidedignas contradicen cualquier indicio de explosión nuclear en la zona, entre otras cosas porque lo primero que habría pasado es que se habría producido un terremoto, algo que no detectó ningún sismógrafo.