Internacional

Palestina a punto de romper relaciones con Washington tras apoyar la ocupación ilegal de Israel

Palestina a punto de romper relaciones con Washington tras apoyar la ocupación ilegal de Israel

Publicado: 27 de noviembre de 2019 11:20 (GTM+2)

El presidente de Palestina, Mahmud Abbás, ha asegurado que su país está preparado para romper relaciones diplomáticas con Washington después que EEUU afirmara que los asentamientos israelíes de los territorios ocupados son una violación del derecho internacional.

En una entrevista al canal ruso Rossiya-24 y los medios RIA Novosti, Kommersant, el mandatario palestino ha declarado:

“Las autoridades palestinas no tienen la intención de quedarse al margen de lo que está sucediendo, hace tres días comenzaron nuestras consultas con las fuerzas políticas sobre las medidas que se deben tomar para contrarrestar la posición anunciada por los estadounidenses, incluso estamos dispuestos a una ruptura completa de todas las relaciones con ellos. (…) La Unión Europea, Rusia, muchos países árabes, africanos y asiáticos, es decir, casi todos los países del mundo excepto EE.UU. están de nuestro lado, y condenaron las declaraciones de Mike Pompeo” ha remarcado Abbás.

La resolución 181 de la ONU de 1947 asignó al Estado árabe de Palestina los territorios que están ocupados desde hace décadas por Israel en Cisjordania.

La Unión Europea, considera ilegal la construcción de los asentamientos israelíes en los territorios ocupados como así refrendó este lunes Federica Mogherini, la jefa de diplomacia comunitaria tras la declaración de Mike Pompeo, secretario de Estado de EEUU.

“La posición de la Unión Europea sobre la política de asentamiento israelí en el territorio palestino ocupado es clara y no cambia: toda actividad de asentamiento es ilegal según el derecho internacional y erosiona la viabilidad de la solución biestatal y las perspectivas de una paz duradera, como lo reafirmó la Resolución 2334 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas”, establece el documento de la UE.