Comunicados

Mejores y peores regalos de Navidad

Mejores y peores regalos de Navidad

Publicado: 4 de diciembre de 2019 17:24 (GTM+2)

Dejar para los últimos días las compras decembrinas es el peor error que podemos cometer. Entre las corridas y la ansiedad, cometemos errores a la hora de elegir los obsequios, y a la final terminamos pasando vergüenza ante nuestros familiares y amigos. Para no hacer un desastre en Navidad, lo mejor es que conozcas cuáles son los mejores y peores regalos para Navidad.

El mejor o peor regalo de Navidad: no cometas un error

La Navidad es la mejor época para disfrutar entre familiares y amigos, pero también es la temporada  con mayor consumo por todo el mundo. Además, del salario y primas por Navidad, muchas personas ahorran dinero todo el año para hacer fiesta, compartir comida y por supuesto, dar obsequios.

Es cierto que dar un regalo es todo una tortura pues nunca sabemos que ofrecer. Sin embargo, el peor error que puedes cometer es pensar en ti para darle un obsequio a otra persona. Claro está, siempre existe la disyuntiva si lo que hemos elegido es un buen o mal regalo. Entonces, ¿Qué podemos hacer para solucionar este problema?

Analizar bien lo que hay en el mercado junto con lo que le gusta a la persona a quien se dedicará el objeto será lo mejor para hacer un buen regalo de Navidad. También es importante tener en cuenta que puede necesitar; claro, para ello es necesario conocer a la persona o haber entablado una conversación con ella antes de ir de compras.

Mejores regalos para Navidad

A la hora de elegir un regalo no necesariamente hay que pensar en algo que quien lo recibe tiene que lucirlo todo el tiempo. Por ejemplo, aunque no se ve, la ropa interior es una opción viable para dar en Navidad, sobre todo si es amarilla.

Claro está, todo dependerá de quien lo esté dando. Aunque a los hombres no les importe tanto, los regalos para ella son más complicados de elegir. Darle un pijama mujer puede resultar incómodo si eres solo un amigo o un compañero de trabajo, aunque los onesies si pueden ser un buen regalo si quieres que se divierta en una fiesta de pijamas.

Ahora bien, aunque los pijamas son muy cómodos y divertidos, no siempre son el mejor regalo para dar. En algunas ocasiones es mejor ofrecer velas aromáticas, artesanías o un buen libro que esté de moda; los clásico jamás serán malos obsequios para dar.

Siempre hay que mantener un espíritu navideño a la hora de pensar en que regalo ofrecer a familiares y amigos. Por eso, los objetos rojos o con diseño de la temporada siempre van bien. Medias rojas, perfumes embotellados en envases rojos o una botella de vino tinto nunca van mal para esta época.

Peores regalos para Navidad

El error más común entre los regalos de Navidad es dar chocolates. Es importante resaltar que los chocolates NO se regalan en Navidad, más bien son un obsequio del día de San Valentín. Aun cuando son muy sabrosos y a la mayoría de las personas les gustan, no son los mejores obsequios para dar en Navidad.

Lo mismo ocurre con la bisutería, bien sea pulseras, collares, anillos o aretes. Son regalos comunes pero a pocos les agradan pues hay otras ocasiones como cumpleaños para recibirlos. Además, no todos tienen los mismos gustos y en este caso es muy probable que se compre el accesorio guiándose por los gustos de quien lo está comprando.

Elimina ya de tu lista las bufandas, artículos decorativos o de cocina. Estos sin dudas son los peores regalos para Navidad o cualquier época del año. Y es que estos objetos dan a entender que son para salir del paso y no hemos pensado en lo que la otra persona quiere o le hará feliz.

Ahora bien, aunque la calidad de un objeto es subjetiva, la elección puede ser un verdadero desastre si no pensamos bien. Si existen regalos desastrosos que solo crearán tensión o incluso lágrimas en quien lo ha recibido. Aun cuando tengamos que hacer varios regalos, lo peor que podemos hacer es comprar baratijas de unos 2 euros para salir del paso.

¿Te imaginas recibir una pinza para depilar o unas almohadas como regalo de Navidad? Nunca le ofrezcas a alguien un obsequio que a ti no te gustaría recibir. Ese es el comienzo para evitar los peores regalos de Navidad.