Internacional

Demandan a Microsoft, Tesla, Apple y Alphabet por la muerte de niños que extraen cobalto en minas de África

Demandan a Microsoft, Tesla, Apple y Alphabet por la muerte de niños que extraen cobalto en minas de África

Publicado: 17 de diciembre de 2019 08:34 (GTM+2)

Niños de hasta siete años trabajando en las minas de la República Democrática del Congo.

Niños de hasta siete años trabajando en las minas de la República Democrática del Congo.

Los niños de la República Democrática del Congo han tenido la mala suerte de nacer en un país pobre que es extremadamente rico en minerales y que, curiosamente, lleva décadas en guerras civiles mientras que grandes empresas multinacionales extraen sus enormes reservas de recursos.

International Rights Advocates (Defensores de los Derechos Internacionales), ha demandado a Microsoft, Tesla, Apple y Alphabet (propietaria de Google), por sacar provecho presuntamente del trabajo de niños en las minas de la República Democrática del Congo.

Según ha informado la organización en un comunicado este 15 de diciembre estas empresas “ayudaron e instigaron el uso cruel y brutal de niños pequeños” en las minas del país africano para extraer cobalto, “el componente clave de todas las baterías de ion de litio recargables usadas en dispositivos electrónicos que estas compañías producen”.

La querella representa a familiares de 14 niños que murieron así como a otros que resultaron gravemente heridos mientras trabajaban en las minas del preciado mineral.

La denuncia judicial detalla que los menores trabajaban en las minas de la empresa suiza Glencore, la cual vendía el cobalto que los niños sacaban a la compañía belga Umicore, que lo suministraba a las multinacionales tecnológicas demandadas.

Otro de los afectados remarcó que ahora trabajaba para Congo Dongfang Mining, una mina empresa china subsidiaria de la china Zhejiang Huayou Cobalt.

“En vez de dar un paso adelante para ayudar a estos menores con una porción insignificante de su riqueza y vasto poder, estas compañías no hacen otra cosa que beneficiarse del cobalto barato extraído por niños a los que robaron su niñez, su salud y, para demasiados, sus vidas”, detalla el comunicado de International Rights Advocates.

El gigante suizo Glencore ha dicho sin embargo a The Guardian que “no toleran ninguna forma de trabajo infantil, forzado u obligatorio”.

Curiosamente, la República Democrática del Congo, lleva décadas de guerras civiles en las los niños son usados como soldados y donde se lucha con armas extranjeras. Esto no ha sido ningún problema, la casualidad, para que las grandes empresas sigan extrayendo sus enormes reservas de recursos naturales.

El destrozado país africano es uno de los más ricos en uranio, diamantes, oro, cobalto y coltán. Más del 50% del cobalto del mundo se saca de las minas de la República Democrática del Congo.

El cobalto es el elemento esencial de las baterías de ion de litio, que alimentan teléfonos móviles, coches eléctricos, ordenadores portátiles y otros dispositivos de última generación que usan millones de personas en todo el mundo.

La organización Afterwatcha y la ONG Amnistía Internacional emitieron un informe en 2016 llamado 'This Is What We Die For' ('Es por esto que morimos'), que demostró que tanto adultos como niños, algunos de solo siete años, trabajan como esclavos en condiciones pésimas en áreas mineras artesanales de la República Democrática del Congo. Los niños entrevistados aseveraron que trabajaban hasta 12 horas al día en la mina, cargando pesadas cargas, por tan solo uno o dos dólares diarios.

En el informe de estas organizaciones se denuncia a su vez que Apple, Sony y Samsung, líderes de la industria electrónica, probablemente utilizan piezas fabricadas mediante el uso de trabajo infantil.