Comunicados

La moda española más allá de las grandes marcas

La moda española más allá de las grandes marcas

Publicado: 13 de enero de 2020 17:17 (GTM+2)

En pleno periodo de rebajas, basta darse una vuelta por algún centro comercial en España y ver cómo las grandes firmas de moda lo inundan todo. En Sevilla tenemos un magnífico ejemplo con el centro comercial Lagoh, que se inauguró el pasado mes de septiembre y que desde entonces ha trasladado hacia esa zona de la ciudad buena parte de la actividad económica asociada al comercio, la gastronomía y la moda.

Las rebajas, que se prolongan hasta bien entrado el mes de febrero, sirven a muchos compradores para hacerse con esa prenda a la que no pudieron acceder durante el mercado navideño y que quedó fuera de su alcance en el Black Friday. A su vez, a nivel económico, la campaña del Black Friday, sumada al periodo navideño y las rebajas de enero y febrero, hacen que la actividad económica recobre vida y esto se traduzca en mayor cantidad de empleos.

¿Cómo alejarse de las grandes firmas de moda?

El crecimiento de la actividad económica dependiente de la moda en los meses de diciembre, enero y febrero es una realidad incuestionable, como también lo es que cuando los consumidores deciden ir de compras, habitualmente lo hacen siempre siguiendo la misma dinámica.

Ya sea a pie de escaparate o viendo los portales online de las principales firmas de moda, la subconsciente siempre nos dirige a las mismas marcas: Zara, Mango, H&M, Springfield, Stradivarius, Lefties…  El gigante textil Inditex obtuvo un beneficio neto de 2.444 millones de euros y las ventas alcanzaron un total de 26.145 millones.

La presencia casi exclusiva de estas firmas de moda en las grandes superficies y las áreas comerciales de las capitales consigue que los looks de los y las viandantes con las que nos cruzamos nos resulten siempre familiares y seamos capaces de saber de dónde proceden esas prendas.

Al final, más allá de que la moda es cíclica, todos acabamos vistiendo de un modo similar, sin grandes sorpresas, y esto es una cuestión de la que es difícil escapar. No es fácil sorprender en el mundo de la moda.

En cualquier caso, existen muchos diseñadores y pequeñas firmas que tienen en internet un gran escaparate para mostrarse y combatir esa uniformidad que imponen las grandes firmas. Interesarse por estas firmas no impide renunciar a los grandes establecimientos, sino amplia r la oferta para ganar en originalidad y no repetir modelito o estilo constantemente.

Recupera tus outfits juveniles de la mano de Anabel Lee

Un ejemplo de firma que trata de competir con las grandes empresas de moda es Anabel Lee, que a través de la tienda online Sopotey ofrece numerosos diseños con marcado carácter juvenil, fresco y con autenticidad para vestir a las mujeres de este tiempo marcado por la inmediatez y la globalización.

Los diseños que se presentan en la tienda de ropa Anabel Lee están cargados de mensajes optimistas. La firma sabe hacer de la nostalgia, la juventud y los mensajes irónicos y sarcásticos todo un emblema para ofrecer prendas de gran calidad y con gran gusto estético. Para comprar ropa de Anabel Lee podemos entrar en la web de Sopotey.

Todas las propuestas están elaboradas siguiendo la máxima de ofrecer una buena relación calidad – precio pero primando la calidad, confeccionadas a partir de materiales excelentes pero sin reducir el nivel de detalle. La idea es que la mujer que vista ropa de Anabel Lee se sienta guapa, auténtica, especial, única y sobre todo cómoda.

Una firma en constante crecimiento desde sus orígenes en 2013

Anabel Lee es una firma creada por las diseñadores e ilustradores Aurora y Anabel Ortiz. Desde sus inicios en 2013. la firma ha crecido hasta contar en la actualidad con más de 120 puntos de venta a nivel nacional y dos tiendas propias.

En los orígenes, las hermanas Ortiz comenzaron estampando camisetas por encargo y en la actualidad realizan ya tiradas de mil prendas por diseño teniendo que hacer reposiciones de algunos modelos.

En el crecimiento de la empresa, que cuenta ya con ocho personas, ha tenido mucha importancia su presencia en redes sociales. Si al principio eran ellas quienes se encargaban del plan de marketing y comunicación, los números, el diseño de la marca o la distribución a los puntos de venta, hoy en día ya cuentan con un equipo, todavía pequeño, pero capaz de realizar todas estas tareas.