Comunicados

Características y ventajas de utilizar pavimentos decorativos

Características y ventajas de utilizar pavimentos decorativos

Publicado: 16 de enero de 2020 16:48 (GTM+2)

Como una alternativa para el diseño de suelos, los pavimentos decorativos son elaborados de hormigón, un material muy versátil y con grandes ventajas de aplicación.

Aunque inicialmente fueron pensados para exteriores, lo cierto es que hoy en día son muy usados en interiores por sus excelentes terminaciones, se adaptan a todo tipo de viviendas, edificios, parques, recintos deportivos y demás.

Cuenta con propiedades que le otorgan gran variedad en formas y acabados que pueden personalizarse al gusto y estilo del diseño. Se puede elegir entre dos opciones, el pavimento impreso y el pulido, para crear entornos más estéticos y de alta resistencia.

Pavalex es una empresa especialista en realizar trabajos de pavimentos de la más alta calidad, con 20 años de experiencia en el sector y que ofrece la mejor relación calidad precio en el mercado.

Adaptable a prácticamente todo tipo de exigencias

Con elevadas prestaciones y acabados de la mejor calidad, los pavimentos de hormigón impreso o pulido son perfectos para aquellos que deciden añadir estilo a sus ambientes. Son dos tipos de suelos que se pueden aplicar para casi todo tipo de superficie, sobre todo aquellas que requieren máxima resistencia por su gran durabilidad.

Es un material muy fuerte que soporta el impacto, el uso constante de personas, desgastes, derrames de ácidos y cualquier agente químico, manchas de aceite y grasa, abrasión y cambios climáticos que llegan a ser drásticos.

El hormigon impreso se crea con la más avanzada tecnología para pavimentar superficies que se quieren diseñar con pigmentos y un estilo de bajorrelieve. Este utiliza moldes para simular formas y plasmar distintas texturas en cada pieza

A través de Pavalex se pueden conseguir variados diseños con técnicas de estampados que pueden imitar la madera, piedra, pizarras, el corcho, la arcilla y otros, aparte de una amplia gama de tonalidades para elegir.

Mientras que el hormigón pulido crea superficies brillantes y continuas para lograr una estética elegante y sobresaliente. Este, es un pavimento que no tiene cortes ni relieves, de superficie lisa pero sin dejar de lado la gran resistencia que caracteriza al material.

En ambas técnicas se puede jugar con diferentes capas coloreadas o pigmentadas para adaptarse a cualquier superficie y estilo con acabados frescos y agradables, según el tipo de instalación.

Crea superficies impermeables y antideslizantes

Tanto al hormigón impreso como al pulido se le aplica una capa final de sellado con resinas transparentes y de acabado cristalino que garantizan una alta durabilidad y que resiste a la climatología.

Estas características, le confiere grandes ventajas de impermeabilidad por lo que es a prueba de agua y no permite filtraciones. Soporta la caída de agua y estancamientos, líquidos abrasivos y sustancias que pueden manchar las superficies como los aceites y gasolinas, por lo que se puede usar en zonas de trabajo mecánico.

El hormigón impreso es ideal para ser instalados en las áreas de piscinas, ya que resiste el flujo continuo de agua, aparte su textura le añade la propiedad antideslizante que proporciona mayor seguridad en esta zona.

Es perfecto para viviendas por su gran maleabilidad. Este comportamiento hace que se ajuste a cualquier tamaño y forma, su capa de apoyo es compactada y perfectamente nivelada con la humedad adecuada en su instalación.

Pavalex cuenta con los equipos más actualizados y personal altamente cualificado para ejecutar diferentes proyectos de construcción de pavimentos y lograr mayor calidad en superficies impermeables y antideslizantes.

Es un material muy asequible y de fácil instalación

Una de las principales ventajas de este material es que resulta muy económico y de alta calidad, cuenta con tiempos de instalación mínimos en los que se pueden realizar pavimentos en grandes superficies.

De esta manera, el coste que tiene la mano de obra se reduce y aun cuando el precio dependerá del diseño final según los metros cuadrados de superficie, su rápida colocación abarata considerablemente su precio final.

Cuenta con técnicas de instalación muy sencillas en las que es necesario preparar previamente el terreno y se puede aplicar en grava o arena nivelada y hasta en superficies que ya tienen hormigón. La técnica que se utiliza para el suelo impreso es muy sencilla:

  1. Inicialmente se coloca una capa del material, tipo solera como fondo o base del suelo.
  2. Esta capa se extiende para cubrir toda el área y nivelar de forma adecuada.
  3. Seguidamente, se procede a alisar y dejar la superficie sin asperezas ni hoyos.
  4. Se añaden los pigmentos que caracterizarán el estilo del pavimento final.
  5. Finalmente, se aplican las plantillas de poliuretano para moldear el dibujo con el acabado final y la capa de resina para el sellado.

Son pavimentos que cuentan con fácil mantenimiento

La capacidad de resistencia y durabilidad que tiene el hormigón impreso o pulido hace que sea un producto que no requiera de grandes cuidados. Es un material que no necesita de mantenimiento específico, se limpia de manera fácil y rápida, por lo que tiene una vida útil muy larga.

Se puede utilizar solo agua para su limpieza y así evitar la acumulación de suciedad, en caso de manchas un detergente suave o jabón líquido será suficiente. Para conservar su brillo se recomienda aplicar cada cierto tiempo (de 2 a 3 años) una o dos capas de sellador.

Estas propiedades en pavimentos decorativos han convertido este producto en una de las alternativas preferidas en la actualidad.