Caverna Mediática

Los escandalosos datos silenciados por gran parte de la prensa del informe de Oxfam sobre desigualdad

Los escandalosos datos silenciados por gran parte de la prensa del informe de Oxfam sobre desigualdad

Publicado: 21 de enero de 2020 10:59 (GTM+2)

La mayoría de los grandes medios de España han obviado las diferencias abismales que existen entre ricos y pobres a nivel global, otra vez

Los principales medios de comunicación del país han obviado o han tocado de manera particularmente sesgada el informe publicado por Oxfam Intermón. Muchos se han centrado sobre todo en lo que afecta a nivel nacional cuando los datos más escandalosos se dan sin embargo en los aspectos internacionales. El aspecto global ha sido de nuevo eliminado en su mayoría de titulares y artículos de medios que se autodenominan de izquierdas, "objetivos" o que realizan "Fact Check" (verificación de datos), la casualidad.

El informe que la ONG ha redactado con motivo de la cumbre de las principales potencias económicas en Davos (Suiza) refleja una desigualdad mayor que en la Edad Media a nivel global.

Un dato aportado por UNICEF y que no recoge el informe y que ha sido silenciado por los principales medios de comunicación: Cada año mueren 5,6 millones de niños por falta de agua potable o alimentos. Este genocidio infantil que ocurre cada año no abre las noticias ni se comenta siquiera en las tertulias políticas. 

Remarcamos algunos de los datos más llamativos del informe de Oxfam:

La desigualdad económica está fuera de control. En 2019, los 2153 milmillonarios que hay en el mundo poseían más riqueza que 4600 millones de personas. Esta enorme brecha es consecuencia de un sistema económico fallido y sexista que valora más la riqueza de una élite privilegiada, en su mayoría hombres. (...) Los 22 hombres más ricos del mundo poseen más riqueza que todas las mujeres de África. (…) La mitad de la población mundial vive con menos de 5,50 dólares al día, mientras que el ritmo de reducción de la pobreza ha caído a la mitad desde 2013. (…) En en la parte más baja de la escala económica, encontramos a las mujeres y las niñas, especialmente aquellas que están en situación de pobreza o pertenecen a colectivos excluidos, que dedican al trabajo de cuidados no remunerado 12 500 millones de horas diarias, e incontables horas más a cambio de sueldos de pobreza. (…) Oxfam ha calculado que este trabajo aporta a la economía un valor añadido de, al menos, 10,8 billones de dólares. (…) La brecha entre los más ricos del mundo y el resto de la sociedad sigue siendo abismal. (…) El 1% más rico de la población posee más del doble de riqueza que 6900 millones de personas. (…) Si una persona hubiese ahorrado 10 000 dólares diarios desde el momento en que se construyeron las pirámides de Egipto, ahora poseería tan solo una quinta parte del promedio de la fortuna de los cinco milmillonarios más ricos del mundo. (…) Un incremento de tan solo el 0,5% adicional en el tipo del impuesto que grava la riqueza del 1% más rico de la población en los próximos diez años permitiría recaudar los fondos necesarios para invertir en la creación de 117 millones de puestos de trabajo en sectores como la educación, la salud y la asistencia a las personas mayores, entre otros, acabando así con los déficits de cuidados en estos ámbitos. (…) Los más ricos no tienen más que sentarse y ver cómo crece su dinero, gracias a la ayuda de unos asesores muy bien remunerados que han conseguido que su riqueza genere, en promedio, una rentabilidad anual del 7,4% en los últimos diez años. Por ejemplo, y a pesar de su
admirable compromiso de compartir su dinero, Bill Gates sigue teniendo un patrimonio de 100 000 millones de dólares, el doble que cuando dejó de estar al frente de Microsoft. Una de las razones de esta desproporcionada rentabilidad es la enorme reducción de la tributación de las grandes fortunas y empresas, debido tanto a la reducción de los tipos impositivos como a la evasión y elusión fiscal deliberada. Al mismo tiempo, tan solo el 4% de la recaudación fiscal mundial procede de los impuestos sobre la riqueza, y hay estudios que demuestran que las grandes fortunas eluden hasta el 30% de sus obligaciones fiscales. (…) Entre 2011 y 2017, los salarios promedio en los países del G7 se incrementaron en un 3%, mientras que los dividendos de los accionistas lo hicieron en un 31%. (...) A nivel mundial, los hombres poseen un 50% más de riqueza que las mujeres. (…) Se calcula que, en 2025, hasta 2400 millones de personas vivirán en zonas donde no habrá agua suficiente, de manera que las mujeres y las niñas se verán obligadas a recorrer mayores distancias para encontrarla. (…) Los Gobiernos de todo el mundo no solo pueden, sino que deben construir una economía más humana y feminista, que beneficie al 99% de la población, y no solo al 1%.”

Aquí puedes descargar un resumen del informe.