Comunicados

¿Cuál es la diferencia entre el IoT y el M2M?

¿Cuál es la diferencia entre el IoT y el M2M?

Publicado: 23 de enero de 2020 13:03 (GTM+2)

La distinción entre el concepto de Machine to Machine (M2M) y el del Internet of Things (IoT) es importante. Sin embargo, todavía hay bastante confusión, hasta entre los representantes del sector tecnológico. Eso no impide que estas dos tecnologías estén ganando fuerza y siguiendo su desarrollo, que parece que nunca va a parar. Por lo tanto, se vuelve muy importante diferenciar bien las dos tecnologías.

Tratemos de entender mejor estas dos soluciones que hicieron posible el acceso a distancia (del inglés Remote Access) a una variedad de objetos que no todos funcionan de la misma manera.

M2M, IoT, Remote Access… ¿Cuáles son las definiciones de estos términos?

La definición de M2M que se encuentra sobre el internet es la siguiente: “la comunicación Máquina a Máquina es la asociación de las tecnologías de información y de comunicación (TIC) entre objetos dichos como ‘inteligentes y comunicantes’ con el fin de proveer los medios necesarios para interactuar sin ninguna intervención humana con un sistema de información”.

El Internet de los Objetos, o IoT (del inglés Internet of Things) designa “una infraestructura mundial para la sociedad de información, que permite disponer de servicios completos gracias a la interconexión de los objetos entre ellos (físicos o virtuales) con las tecnologías de información y de comunicación existentes o en desarrollo”.

Un servicio de Remote Access hace referencia a una combinación de equipos y de softwares que permiten la activación de un acceso a distancia a un software o a información almacenada en una red de TIC (Tecnologías de Información y de Comunicación).

Así, ya ves que es muy fácil crear una confusión entre estas definiciones distintas. Antes de enfocarnos en las diferencias entre IoT M2M, veamos sus similitudes.

¿Será que las dos permiten un acceso a distancia?

Primero, es importante mencionar que la tecnología M2M llegó antes del IoT. Es la que puso las bases de la conectividad entre las máquinas. El IoT está basado sobre esas bases y su objetivo es mejorarlas y afinarlas.

El IoT es la visión más amplia aún de la conectividad basada sobre el desarrollo adicional que se hace con las tecnologías M2M.

El M2M está mayormente dirigido hacia las empresas porque les ofrece una solución para conectar las máquinas profesionales entre ellas. Por lo tanto, casi solo las empresas están interesadas en adoptar una tecnología M2M.

La tecnología M2M revolucionó la manera con la cual se administran las máquinas en las empresas, ofreciendo un control completo de los equipos a distancia.

El objetivo principal del M2M es conectar un objeto (eventualmente al cloud o a una red dedicada) para que la empresa pueda operar normalmente y para que pueda recuperar sus datos sin interactuar directamente o físicamente con esta red.

El IoT es una tecnología más generalizada porque está dirigida hacia los consumidores, pero también hacia las empresas.

El IoT para los consumidores conecta las personas con sus aparatos electrónicos y, tal como lo hace la tecnología M2M, les ofrece un acceso a sus datos o al control de sus aparatos, siempre a distancia.

En las empresas, el IoT va más lejos aún porque facilita el seguimiento y la gestión de los aparatos.

¿Como estas tecnologías pueden generar mejores resultados en las empresas?

Una de las aplicaciones más importantes de estas dos tecnologías está vinculada con los datos. Gracias a la conectividad que ofrecen, es posible ubicar errores en los sistemas y así reducir los costos de mantenimiento, eliminando la necesidad de control manual del sistema de manera continua.

Es obvio que el IoT y el M2M tienen puntos en común. Su similitud principal es que ambas permiten acceder a sus datos a distancia y eliminar las intervenciones humanas para el envío de información entre máquinas.

Sin embargo, los dos términos no son sinónimos.

¿Cómo se crea esta conectividad?

La manera con la cual se crea el acceso a distancia varía mucho entre el IoT y el M2M.

En el caso del M2M, las comunicaciones se establecen desde cierto punto hacia otro punto con componentes físicos integrados a las máquinas. Estas máquinas conectadas entre ellas luego comunican a través de una red celular o filar dedicada, usando una aplicación también dedicada a esto.

Sin embargo, el IoT se basa sobre redes IP construidas a base de normas que conectan los datos de los aparatos con una plataforma cloud. En otras palabras, el IoT pasa por el internet, como lo indica su nombre.

El M2M conecta las máquinas entre ellas, integrando aplicaciones web con una conectividad basada sobre el cloud. El IoT puede ser utilizado a escalas más grandes, pero es una solución menos segura que el M2M, que opera en circuito cerrado con redes filares o tarjetas SIM.

¿Cómo se utilizan estas tecnologías?

De manera lógica, la mayoría de los datos almacenados gracias a la tecnología Máquina a Máquina permiten un mantenimiento más eficiente y una gestión logística optimizada.

El IoT está más adaptado al big data, al análisis y a las aplicaciones móviles gracias a su integración con los aparatos con captores, por ejemplo. ¡Es tu mejor amigo si planeas construir un proyecto de mejoramiento continuo!

Para concluir

Para resumir, la tecnología M2M y el IoT permiten que las máquinas comuniquen, colecten, almacenen e intercambien datos. Los objetos que usan estas tecnologías pueden usar estos datos para tomar decisiones de manera autónoma y así completar tareas complejas sin cualquier intervención humana.

Sin embargo, los términos M2M y IoT no son sinónimos. Son soluciones que brindan ventajas diferentes a las empresas. Estas dos tecnologías varían según la manera con la que se establece la conectividad, según los objetos que se busca conectar, según el tipo de despliegue que se planea y según la manera con la que se utilizan los datos.

Las dos tecnologías Máquina a Máquina y del Internet de las Cosas pueden ser complementarias. Ambas permiten imaginar una visión del mundo en la cual todos los aparatos tienen cierta “inteligencia” que les permite de comunicar entre ellos a distancia y sin cualquier intervención humana. Estas soluciones ofrecen a las empresas la posibilidad de mirar más lejos aún para brindar una respuesta todavía más eficiente a las problemáticas con las cuales se enfrentan.