Opinión

Los medios del establishment son golpistas, ayudan a saquear países y fomentan las guerras

Los medios del establishment son golpistas, ayudan a saquear países y fomentan las guerras

Publicado: 24 de enero de 2020 07:59 (GTM+2)

El periodismo, que paró la guerra de Vietnam contando la verdad, ahora está controlado por mercenarios y cobardes

Niños esclavos en las minas del Congo.

Niños esclavos en las minas del Congo.

Los grandes medios de comunicación son un enorme negocio y escriben lo que deciden sus amos. Están en manos de una gente que tienen unos intereses que muchas veces coinciden con políticas de neocolonización o la explotación de los recursos de los países pobres o en desarrollo.

En EEUU además tienen vínculos con intereses geopolíticos e incluso armamentísticos y por ello silencian o justifican las guerras. Esas guerras, donde jóvenes se juegan la vida para que un accionista de una petrolera gane más dinero, en eso no ha cambiado el cuento.

Antes las guerras, que siguen sirviendo para que unos se hagan ricos mientras otros se matan, eran paradas por periodistas que se jugaban la vida y contaban las atrocidades que los países cometían, como ocurrió en Vietnam. Ya no se hace eso, no lo permiten. Algunos valientes se la siguen jugando para contar lo que pasa pero no se publica, no quieren que se sepa.

En Europa muchos siguen un guión marcado por políticas belicistas o leen directamente lo que dictan las multinacionales, siempre interesadas en saquear recursos valiosos. Acaba de ocurrir con el litio de Bolivia, por poner un ejemplo. Se montan guerras para controlar las ricas minas, mientras el país se desangra, como ocurre en la República del Congo desde hace décadas por el coltán, el uranio, el cobre o sus diamantes, con niños trabajando hasta morir en jornadas inhumanas para Microsoft, Tesla, Apple y Alphabet.

Se están dando golpes de Estado en países bajo acusaciones sin pruebas y sin embargo el silencio mediático se impone o directamente mienten para justificar a los golpistas. En Hispanoamérica, donde están nuestros países hermanos, los medios del establishment españoles apuestan por el Gran Capital y el saqueo de las riquezas de otros, no hay nada como un periodista bien untado.

Aunque algunos se siguen creyendo paladines de la verdad, y hablan de verificación de datos, de ser "objetivos" o "neutrales", son agentes del dinero, simples mercenarios, y además lo saben. No hay nada como sacar pecho sobre un supuesto periodismo para esconder las miserias de silencios y manipulaciones.

Hoy los grandes medios españoles del establishment hablan de Venezuela de nuevo, tras silenciar lo ocurrido en Bolivia, Chile, Ecuador... qué casualidad.

Antes los ciudadanos salían a parar guerras o apoyar a países hermanos ante golpes de Estado, hoy estamos noqueados por un brutal ladrillo de información en la que estamos todos implicados. Hasta los actores se movilizaban para detener las guerras en los Goya. Hoy, a pesar de Siria, Libia o Yemen, por citar algunas, donde las grandes potencias han metido sus garras y han matado a niños, nadie dirá una mierda.

Algunos proclamarán, mientras cuentan sus billetes, que hacen periodismo o mucho periodismo, como diría aquel, pero lo que hacen es directamente arrodillarse ante los malos, los que matan niños a cambio de dinero, sus amos.