Internacional

Muere a los 103 años de edad Kirk Douglas

Muere a los 103 años de edad Kirk Douglas

Publicado: 6 de febrero de 2020 08:02 (GTM+2)

Hollywood apenas reconoció su trabajo, quizás porque se sabía que era de izquierdas

Kirk Douglas en Espartac, de Stanley Kubrick.

Kirk Douglas en Espartac, de Stanley Kubrick.

Issur Danielovitch Demsky, más conocido como Kirk Douglas, ha fallecido ayer miércoles a los 103 años.

“Con tremenda tristeza, mis hermanos y yo anunciamos que Kirk Douglas nos dejó hoy a la edad de 103 años”, ha comunicado Michael Douglas, uno de sus hijos y también actor.

La nota, publicada en la revista People añade: “Para el mundo, fue una leyenda, un actor de la edad dorada del cine (...), un ser caritativo cuyo compromiso con la justicia y las causas en la que creyó sentaron un estándar al que aspirar todos. Pero para mí y mis hermanos era simplemente papá”.

Nació el 9 de diciembre de 1916 en Nueva York, y a pesar de su larga carrera cinematográfica, Hollywood no se lo agradeció con numerosos premios. Quizás tendría que ver su conocidas tendencias de izquierdas.

Realizó sus películas durante el macartismo, la censura y el encarcelamiento de actores y directores, en el "país de la libertad". Muchos renunciaron a su ideología y se arrodillaron a los amos de la derecha, pero él no, Douglas se alzó y dijo que nadie debía ser juzgado por sus ideales.

Como ejemplo de esta rebeldía, Douglas produjo e interpretó Senderos de gloria, película prohibida, la casualidad, en Francia, Israel o en las bases militares de EEUU.

El actor de leyenda recibió tan solo recibió los siguientes premios: un Oscar honorífico a toda su carrera en 1996 (fue nominado tres veces pero no ganó), dos Globos de Oro, a Mejor actor de drama por El loco del pelo rojo en 1957 y otro a su trayectoria en 1968. También recibió una Concha de Plata en el Festival de San Sebastián en 1958 por The Vikings.

Sus padres, campesinos rusos emigrados, tenían dificultades para mantener a sus seis hijas y a él, que comenzó a trabajar desde niño repartiendo periódicos y vendiendo alimentos por la calle.
De ahí, tras realizar numerosos trabajos mal remunerados, pasó a firmar películas tan conocidas como Espartaco o Senderos de gloria pero también otras como 20.000 leguas de viaje submarino, El loco del pelo rojo, El último atardecer, Siete días de mayo, ¿Arde París? o El compromiso.

En 1991 sobrevivió a un accidente de helicóptero en el que fallecieron dos personas. “Tras el accidente de helicóptero y la apoplejía que sufrí, decidí hacer más bien en el mundo antes de abandonarlo”, detalló en una entrevista en referencia a su compromiso social y acciones benéficas. En 1994 una trombosis leve le produjo una paraplejia y en 1996 sufrió una apoplejía que le retiró de las pantallas.