Internacional

Rabino israelí afirma que el coronavirus es castigo divino para los desfiles del orgullo gay

Rabino israelí afirma que el coronavirus es castigo divino para los desfiles del orgullo gay

Publicado: 10 de marzo de 2020 11:21 (GTM+2)

El religioso radical aseveró que en Irán hay Covid-19 por "su odio a Israel"

Meir Mazuz, rabino ultraortodoxo israelí, ha aseverado que el coronavirus se propaga mortalmente en Israel y en el resto del mundo como “castigo divino” por los desfiles del orgullo gay.

Según el diario Israel Hayom, las declaraciones de religioso radical han provocado la condena de grupos en defensa de los Derechos Humanos así como la Liga Antidifamación, que le exigió disculpas.

Mazuz, es el ex líder espiritual del extinto partido ultranacionalista y homófobo Yachad, y es el jefe de la yeshiva Kiseh Rahamim en Bnei Brak.

El sábado por la noche, durante una charla pública, dijo que el desfile del orgullo es “un desfile contra la naturaleza, y cuando alguien va en contra de la naturaleza, el que la creó se venga de él”.

El anciano afirmó, en su perolata homófoba y mentirosa, que el planeta va a rendir cuentas por estos desfiles “a excepción de los países árabes que no tienen esta inclinación al mal”.

El rabino mintió de nuevo al asegurar que solo había un infectado en el mundo árabe y que la expansión del virus en Irán era por “su odio hacia Israel”.

El diario detalla que este mismo rabino había declarado con anterioridad que Israel iba a estar protegido contra el coronavirus.

Ya en 2015 dijo Mazuz aseveró que los desfiles del orgullo gay y otras formas de "comportamiento pecaminoso" fueron la causa de que los terroristas mataran a dos personas en octubre de ese año y que había sido “castigo divino”.

A su vez, en 2016 el todavía rabino relacionó directamente el derrumbe de un parking público en Tel Aviv que mató a seis personas y la explosión en un satélite, con la profanación del Shabat.

“Es lamentable que en momentos como estos, cuando todo el mundo se une para erradicar el coronavirus, el rabino Mazuz considera apropiado culpar a la comunidad LGBTQ del brote del virus. Condenamos severamente sus declaraciones y le instamos a que se disculpe ”, declaró la Liga Antidifamación.

El último balance arroja 39 casos de coronavirus en Israel y ninguna muerte.

Nadie ha dimitido a este personaje que fomenta el odio.