Opinión

Cuando los huevos de Juan Espadas no te dejan ver la Giralda

Cuando los huevos de Juan Espadas no te dejan ver la Giralda

Publicado: 11 de marzo de 2020 15:50 (GTM+2)

El iluminado del alcalde dice que solo cancelaría la Semana Santa si el director de la OMS, que no tiene nada mejor que hacer en estos momentos, llama y lo convence

Escena de la serie South Park que ejemplifica la postura del Ayuntamiento sobre el coronavirus

Escena de la serie South Park que ejemplifica la postura del Ayuntamiento sobre el coronavirus

A pesar de que en Cataluña, con un número de casos similares a los de Andalucía se hayan prohibido las reuniones, interiores y exteriores, de más de mil personas, a pesar de que se haya suspendido la celebración de las Fallas en Valencia, una comunidad con menos casos que los reportados en la nuestra y a pesar de que en Sevilla se hayan registrado ya varios casos de coronavirus de los que no se sabe cual es su origen, el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, no ve motivos para poner en duda la celebración de la Semana Santa o la Feria.

En una entrevista para ABC dijo precisamente que serían las Fallas las que marquen un poco el camino a seguir. Señaló que "Si la Semana Santa fuera la semana que viene", estaría más preocupado", pero entiende que estas semanas de margen son suficientes para tratar de controlar la propagación de la enfermedad, a pesar de que Sanidad ha dicho hoy que la epidemia no se controlará hasta dentro de cómo mínimo dos meses.

Si las imágenes de gente acudiendo a los besamanos afirmando que las imágenes religiosas están "exentas" de virus no daban ya suficiente vergüenza, tiene que venir ahora nuestro alcalde a demostrar que está a la altura de sus votantes, algo que me recuerda eso que decía el cómico Ignatius Farray de que "la democracia es el sistema que garantiza que no estemos representados mejor de lo que nos merecemos".

Esperemos que se imponga el sentido común y comencemos todos a pensar ya en la Semana Santa de 2021, porque siguiendo la evidencia científica, teniendo en cuenta las medidas tomadas en el resto de nuestro país y aplicando la más mínima lógica, la de este año, por más que le pese al iluminado que tenemos al frente de la ciudad la podemos ir dando ya por cancelada.