Andalucía

El coronavirus se está portando de forma diferente con los andaluces

El coronavirus se está portando de forma diferente con los andaluces

Publicado: 26 de marzo de 2020 12:55 (GTM+2)

Los científicos tratan de entender por qué Andalucía muestra una considerable contención de la curva con respecto a otras comunidades

Montaje sobre lo mejor de Andalucía - Twitter

Montaje sobre lo mejor de Andalucía - Twitter

El desarrollo de la pandemia del coronavirus en España está siendo desigual, cambiando mucho la situación de una comunidad a otra. Así, mientras que La Rioja, Madrid y País Vasco aumentan considerablemente el número de casos cada día, en otras como especialmente Andalucía la curva de contagios está evolucionando de manera mucho menos agresiva.

Desde hace días la que es la comunidad autónoma más poblada del país registra porcentajes cada vez menores de nuevos casos. Precisamente por eso, la evolución epidemiológica de nuestra comunidad autónoma ha llamado de la comunidad científica que observa con detalle lo que sucede aquí para tratar de sacar conclusiones que sirvan para mejorar las medidas tomadas en todo el país.

¿Cuestión de dinero?

Una de las posibles explicaciones para entender por qué Andalucía muestra una considerable contención de la curva de casos con respecto a otras comunidades como Madrid, es la posible relación existente entre la riqueza y el número de contagios de covid-19.

En este sentido el economista Max Roser sostiene que hay una fuerte correlación entre el PIB per cápita y los enfermos por coronavirus por cada millón de personas.

Esto es algo que se viene observando a nivel internacional, y se explica porque los países más pobres suelen tener menos medios para cuidar la higiene además de contar con sistemas sanitarios deficientes para hacer frente a un problema de estas características.

Si nos centramos en lo que sucede en nuestro país y comparamos el número de contagios con la riqueza media de cada región vemos que también existe esta correlación. Salvo por algunas excepciones como La Rioja, donde el brote inicial provocó un gran número de casos, o Castilla La-Mancha, ya que Toledo y Guadalajara pertenecen prácticamente al área metropolitana de Madrid, se puede ver que en las comunidades con más pobres son en las que la epidemia se está comportando de manera menos fuerte mientras que en las más ricas el número de contagios está siendo mucho mayor.

Factor conector

Otro de los factores que podrían explicar el motivo por el que el número de casos es mayor en las zonas ricas es su conexión aeroportuaria con el resto de países del mundo. Si bien es cierto que Madrid y Barcelona cuentan con los mayores aeropuertos del país, otras ciudades con numerosas conexiones internacionales no han sufrido brotes tan contundentes.

Así, si bien es cierto que en Canarias y Baleares se registraron los primeros casos de contagio importados por turistas llegados por avión, luego no se han desarrollado grandes brotes en estas comunidades autónomas. Por tanto, expertos como el analista Kiko Llaneras, sostienen que las conexiones internacionales por avión son un factor que puede servir para "prender la mecha", pero se necesita algo más para que la curva se dispare.

Business vs Turismo

Ese punto clave que ha podido disparar los contagios en las zonas ricas del país es que mientras que a zonas como Andalucía los visitantes internacionales suelen ser principalmente turistas, los que llegan a Madrid o Barcelona, son en mayor medida hombres de negocio que tienen un contacto mucho más directo con numerosas personas.

La 'caló'

Por último otro punto clave que podría haber disminuido la propagación del coronavirus en comunidades autónomas como Andalucía, Extremadura o Murcia es el clima. Los investigadores han observado que los principales brotes se han producido en zonas con una temperatura más fría que la que disfrutamos aquí casi todo el año.

En el siguiente gráfico se observa como los principales focos de la pandemia se han desarrollado en las zonas situadas en la franja amarilla, mientras que en los lugares más calurosos el patógeno se ha comportado, al menos de momento, de una forma mucho menos viral.