La guía más completa para que lo sepas todo sobre las impresoras 3D

Eladio Tamayo Fonseca - 7 de abril de 2020

Las impresoras 3D son una de las maravillas tecnológicas del mundo actual con las que prácticamente se puede dar solución a cualquier necesidad de fabricar, desde los productos más simples como puede ser una bolsa o un objeto de decoración hasta los elementos más complejos y de vital importancia como pueden ser todo lo relacionado con la medicina y la salud.  

Las impresoras 3D son, sin ninguna duda, un auténtico avance dentro del mundo de la ingeniería y la tecnología, sin embargo, a día de hoy, todavía existe muchísimo desconocimiento acerca de cómo funcionan, qué necesitamos saber para comprar una o si verdaderamente compensa contar con uno de estos aparatos en casa o en la oficina. 

Como sabemos que este tipo de herramientas cada vez están más democratizadas y, actualmente, prácticamente cualquier persona podría plantearse adquirir una impresora 3D, en el día de hoy hemos querido elaborar una guía completa que trate sobre las principales cuestiones que pueden influir en la compra de uno de estos aparatos: desde algunas recomendaciones técnicas, hasta las múltiples ventajas que presentan así como su gran utilidad práctica en el contexto actual. 

Además, si estáis pensando seriamente en comprar una impresora 3D también aprovechamos esta oportunidad para recomendaros esta pagina, donde podréis encontrar buenos consejos y recomendaciones para elegir una impresora 3D, así como la mejor comparativa entre modelos, calidad y precio.

¿Qué necesitas saber para comprar tu impresora 3D?

En primer lugar, para comprar cualquier impresora 3D lo más importante es tener claro el uso que le vamos a dar, tanto particular como profesionalmente. Si pensamos en una impresora 3D que se vaya a utilizar, por ejemplo, para diseñar edificios o proyectos de arquitectura por ejemplo, necesitaremos con mucha probabilidad un modelo especializado para esta tarea. Existen muchísimos tipos de impresoras 3D y el primer paso para escoger una buena opción es saber para qué la vamos a utilizar.

El segundo paso sería establecer un presupuesto. Dependiendo del uso que le vayamos a dar y de la precisión que necesitemos obtener del aparato podremos hablar de unos u otros rangos de precios. Para que os podáis hacer una idea, podemos encontrar kits de tecnología más doméstica que pueden funcionar como una impresora 3D, que tendremos que montar nosotros mismos y que pueden tener un precio de entre 200 y 500 euros. 

Sin embargo, si buscamos un acabado más profesional o alguna funcionalidad concreta de diseño e impresión, una impresora 3D puede encontrarse en un rango de precios de entre 1.000 y 30.000 euros, en términos generales. 

Finalmente, otro aspecto importante para escoger una buena impresora 3D es tener claro en qué material queremos imprimir. Aunque principalmente se utilizan plásticos de muchos tipos, es verdad que, dependiendo del proyecto, se necesitarán materiales más concretos con soluciones más flexibles, de fibra de carbono, solubles, de nylon, con filamentos...

Todas las ventajas de contar con una impresora 3D

Contar con una impresora 3D tanto en casa como en la oficina puede ser una oportunidad estupenda para optimizar procesos y dar rienda suelta a nuestra creatividad

La primera de las ventajas que nos gustaría destacar está relacionada con el mundo corporativo, sobre todo en aquellas empresas que diseñan proyectos, prototipos o dan forma a ideas sea en el sector que sea. En estos casos, contar con una impresora 3D nos facilitará muchísimo el trabajo, ahorrando tiempo, materiales y esfuerzos para conseguir incluso mejores resultados. 

Por otra parte, las impresoras 3D cuentan con la gran ventaja de que se pueden aplicar a prácticamente cualquier empresa, independientemente de qué servicios o productos ofrezca. Pueden servir desde para diseñar joyas y prendas de ropa, hasta para fabricar elementos de decoración, piezas mecánicas e, incluso, otras impresoras 3D. Esto último nos parece una de las ventajas más increíbles de las impresoras 3D, su capacidad para autorreplicarse y conseguir, a partir de una sola impresora, fabricar cuantas impresoras 3D queramos. 

En otro sentido, para un uso más doméstico, las impresoras 3D son un increíble aliado cuando tenemos niños en casa. Nos dan la posibilidad de crear nuestros propios juguetes y juegos educativos, dejando volar la imaginación de los niños y creando elementos personalizados y únicos para ellos. Además, también es una forma estupenda de que los más pequeños empiecen a familiarizarse con una serie de tecnologías que serán las protagonistas del futuro. 

La grandísima utilidad de las impresoras 3D en la actualidad

En la actualidad, con la crisis sanitaria global que vivimos en todas partes del mundo, las impresoras 3D se han vuelto un  mecanismo de altísima utilidad para ayudar a controlar las epidemias y ayudar en la medida de lo posible, a que los trabajadores de los servicios básicos como la sanidad, el transporte o la alimentación puedan llevar a cabo su trabajo de la forma más segura posible. 

En este sentido, cabe destacar la grandísima labor que pueden llegar a lograr en la fabricación, por ejemplo, de mascarillas quirúrgicas y todo tipo de material sanitario. Además, también resultan un recurso muy útil para fomentar la fabricación de respiradores artificiales y otras máquinas de uso común que se suelen utilizar en hospitales y clínicas para tratar a los pacientes más graves. 

 

 

 

© 2016-2020 Digital Sevilla. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de esta web sin su previo y expreso consentimiento.