Comunicados

La movilidad urbana está cambiando y los vehículos eléctricos toman las calles

La movilidad urbana está cambiando y los vehículos eléctricos toman las calles

Publicado: 21 de abril de 2020 14:26 (GTM+2)

Los vehículos eléctricos han pasado a formar parte de la cotidianeidad diaria. Cada vez son más numerosos, sobre todo en el entorno de las grandes ciudades. Una realidad que está cambiando rápidamente el concepto de movilidad urbana

Ya nadie se extraña cuando va por la calle y convive con los distintos vehículos eléctricos que aparecieron hace ya algunos años, tanto autobuses, como turismos o patinetes. Han pasado a formar parte de los elementos de movilidad en las ciudades y cada vez suman más adeptos, así que todo parece indicar que han llegado para quedarse y que no se trataba de una moda pasajera.

Ventajas de los vehículos eléctricos

Las razones por las que están teniendo tanto éxito son claras, pues presentan múltiples ventajas frente a los vehículos convencionales. Principalmente son mucho más respetuosos con el medio ambiente, y ese ya es suficiente motivo de peso para dar el cambio a este tipo de automóviles. Y es que, el problema que se viene padeciendo de contaminación debido a la quema de combustibles fósiles no es en absoluto menor.

Otras ventajas son el menor coste en mantenimiento, la disminución de la contaminación acústica, el ahorro en llenar el depósito…

El único inconveniente que se presenta en la actualidad es que el precio de los vehículos eléctricos es demasiado elevado y no está al alcance de todos. Aquí es donde los patinetes y bicicletas eléctricas han encontrado su nicho de mercado y llenando las calles. Pues estos sí son bastante económicos para la labor que pueden llegar a realizar. Son la alternativa ecológica y económica que la mayoría de los ciudadanos pueden permitirse.

En topmovilidad, un portal web dedicado a la realización de guías de compra, análisis y comparativas de los vehículos de movilidad personal, encontrarás información práctica y objetiva que resulta de gran ayuda a los que quieren comprar el vehículo eléctrico que mejor se adapta a sus necesidades.

Ahorro

Hasta que los coches eléctricos no alcancen un precio más asequible, son las bicicletas y los patinetes eléctricos los que conquistan las ciudades y los ciudadanos se pueden beneficiar de un medio de transporte mucho más económico y cómodo para usar en los grandes núcleos urbanos.

Estos pequeños vehículos no tienen gastos periódicos de revisiones, sus reparaciones son mucho más económicas, las restricciones al tráfico no va con ellos, los aparcamientos en zonas azules son gratuitos y, sobre todo, no tienen que pagar los altos precios del combustible.

Facilidad para los desplazamientos

No solo es importante el aporte que hacen en cuanto a la bajada de los niveles de contaminación, los menores gastos de mantenimiento o el ahorro en combustible o transporte público, sino que, además, es una forma muy cómoda y fácil de desplazarse por la ciudad.

Con estos vehículos, en la mayoría de las ocasiones, se llega al destino antes que en coche, pues se evitan los atascos. Los consumidores valoran muy positivamente que manejarlo sea sumamente sencillo y muchos reportan sentirse rejuvenecidos utilizando este tipo de vehículos.

Qué tener en cuenta a la hora de comprar un patinete o bicicleta eléctrica

A aquellos que estén planteándose la compra de un patinete o bicicleta eléctrica, les será muy útil la información que ofrecen en topmovilidad para elegir el que mejor se adapte a sus circunstancias.

Pero, además, deben prestar especial atención a la nueva regulación de este tipo de vehículos. Los cambios en la regulación de los VMP tuvieron mucha repercusión en la prensa nacional porque existía una elevada expectación al respecto. En este sentido, aquellos que ya cuenten con un vehículo eléctrico, deberán informarse para cerciorarse de que el tipo que utiliza no haya pasado a considerarse ilegal.

La DGT prohíbe algunos tipos de patinetes eléctricos

Según la normativa publicada por la DGT, un VMP se define como “un vehículo de una o más ruedas dotado de una única plaza y propulsado exclusivamente por motores eléctricos que pueden proporcionar al vehículo una velocidad máxima por diseño comprendida entre los 6 y los 25 km/h”. En esta categoría entran los patinetes eléctricos, los monociclos eléctricos y los segways.

Para evitar posibles confusiones, la DGT también ha remarcado que, actualmente, existen vehículos que se venden como VMP, pero que en realidad no lo son. Por este motivo, las recomendaciones de Tráfico son fijarse muy bien en las características técnicas de cada aparato antes de adquirirlo y prestar especial atención a cuestiones como la velocidad, que no puede superar los 25 km/h, y a la potencia del mismo. Según esta regulación, los aparatos que ofrecen prestaciones superiores a un VMP “no pueden circular por las vías objeto de regulación y a sus conductores se les penalizará con una sanción de 500 euros”.

Además, se establecen algunos comportamientos que son objeto de sanción, como la obligación a someterse a pruebas de alcoholemia o drogas, como los conductores de cualquier otro vehículo, y queda terminantemente prohibido circular usando el teléfono móvil. Así mismo, no podrán utilizar las aceras y solo pueden transportar a una persona.

Para ampliar la información sobre la legislación, se pueden entrar en el último enlace reseñado, y para conocer con detalle los modelos más destacados del mercado, basta con entrar en la web de topmovilidad.com, que cuenta con las guías y comparativas más completas acerca de este medio de transporte.