Internacional

Kim Yo-jong, una mujer de armas tomar al frente del único país que planta cara a Estados Unidos

Kim Yo-jong, una mujer de armas tomar al frente del único país que planta cara a Estados Unidos

Publicado: 25 de abril de 2020 19:39 (GTM+2)

La hermana menor de Kim Jong-un podría convertirse en la primera mujer que lidere Corea del Norte

Kim Jong-un y Kim Yo-jong

Kim Jong-un y Kim Yo-jong

Relajada y con un aplomo aplastante, Kim Yo-jong ha logrado sacar sobresaliente en un intensivo máster en soberanía. Su primerizo afán por demostrar su inteligencia y su valía laboral, esa necesidad de mostrar una imagen de mujer independiente, le impulsó a la primera línea de la política norcoreana e incluso a participar en reuniones de alto nivel con el presidente de Corea del Sur y la ha colocado en la favorita del pueblo norcoreano para suceder a su hermano si finalmente se confirma su fallecimiento.

Cuando todavía no era conocida a nivel internacional, poco a poco se fue ganando cuidadosamente la confianza del Partido de los Trabajadores, que comanda el país con mano de hierro, siendo el único que logra mantenerse totalmente independiente ante el imperio estadounidense.

Y en 2018, lideró la comitiva enviada por Pionyang, a los Juegos Olímpicos de Invierno haciéndose conocida en todo el mundo. Según los reportes de inteligencia, es ella la persona en quien más confía su hermano, Kim Jong-un.

A partir de ese momento, y sobre todo en los últimos meses, su imagen pública no paró de crecer, dando muestras de su lado más contundente al describir a Corea del Sur, como "un perro asustado que ladra", respondiendo a las quejas de Seúl por un ejercicio militar norcoreano cerca de la frontera entre ambos países.

En cambio, fue muy diferente su trato con Donald Trump, primer y único presidente estadounidense que ha pisado territorio norcoreano y con quién su hermano mantiene (o mantenía) una buena relación. Con motivo de las conversaciones sobre la posible desnuclearización de Corea del Norte, elogió al inquilino de la Casa Blanca después de que este le enviara una carta a su  hermano.

La vida personal de la que podría convertirse en la nueva líder de Corea del Norte es prácticamente una incógnita. Se sabe que tiene 32 años, ya que según el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, nació en Pyongyang el 26 de septiembre de 1989, pero la inteligencia de Corea del Sur sostiene que nació en 1987.

Al igual que sus hermanos mayores, fue educada en Berna, la capital de Suiza. Allí asistió durante varios años a la escuela pública Liebefeld-Steinhölzli, la misma a la que fue Kim Jong-un, y vivió en un modesto apartamento cercano al instituto.

Durante su tiempo en Berna, disfrutaba de las clases de ballet y ahora podría tener que enfrentarse a otro tipo de danza mucho más difícil: plantar cara a todo un imperio.